Entrevista con SILLY SALLY: “Tendremos que ahorrar mucho, pero queremos salir de nuestras fronteras”

por

Tras incluir su canción “Irish Summer Before Fall” en el videojuego oficial de la película REC 3 Génesis, grabaron su primer EP“Cranfield Before Fall” con Wild Punk Records. A finales de 2012 comienzan a plantear su primer disco de estudio “Minor Fights and Major Fears”, que sale publicado este mes también con Wild Punk Records, y que confirma que tenemos entre manos una refrescante nueva banda de hardcore melódico.

Foto: Juan Serrano Vicente

¿Qué tal se vive en la escena “hardcore melódico” española?

En cuanto a los principales problemas a los que nos enfrentamos para darnos más a conocer son los mismos a los que se enfrentan muchas de las bandas de nuestro estilo en España (y en general en el sur de Europa): la falta de una comunidad más rica en lo que se refiere a fanzines, radios, sellos, etc., que apuesten por gente nueva. En España hay muchos grupos de nuestra escena verdaderamente buenos que por falta de más apoyos no consiguen muchas veces mucho más que dar algún concierto que otro en sus ciudades de vez en cuando. En cuanto a los mejores momentos vividos hasta el momento… quizá los conciertos en los que percibimos que la gente responde positivamente a nuestras canciones. Eso es lo que más nos satisface y nos hace cada vez estar más unidos y comprometidos con lo que hacemos.

Igual me equivoco, pero el disco suena a una banda en la que todos los miembros tienen voz y voto durante la composición. ¿O hay una cabeza visible en ese sentido?

Parece la típica respuesta, pero la verdad es que es un proceso bastante conjunto en el que todos aportamos nuestras ideas y visión de las cosas. El cauce es el habitual: uno trae una idea y a partir de ahí empezamos a dar forma a las canciones.

El diálogo que abre el disco, ¿qué es?

La idea de hacer pequeñas inserciones siempre nos ha gustado. De hecho, muchos de nuestros grupos favoritos utilizan en sus discos partes de discursos, películas, etc.. En nuestro caso hemos utilizado un pequeño fragmento de la película “That Thing You Do!” en el que los personajes hablan de la idea de hacer un disco.

Tras editar el EP y ver el feedback recibido, ¿sacasteis conclusiones útiles de cara a la grabación del largo?

Mmm…la verdad es que más bien aprendimos qué no hacer..La grabación de “Cranfield Before Fall” surgió sobre la marcha ya que no estaba planeada en ese momento. Nos pidieron la pista de “Irish Summer Before Fall” para el videojuego de la película por la vía de urgencia, y no hubo más remedio que hacerlo muy, muy, rápido…y en “full take”. Digamos que las prisas no son buenas consejeras casi nunca…(risas).

Las posibles influencias en vuestra música aparecen claramente en pocos segundos de escucha. Pero como todo músico, seguro que escucháis de todo. ¿Qué referencias menos evidentes creéis que se cuelan en vuestras canciones?

Cada uno tiene sus influencias particulares, aunque todos compartimos ciertas cosas: el gusto por la contundencia, por la rapidez en general y por la melodía. En Silly Sally hay tres vertientes más o menos diferenciadas: una quizá más powerpop, indie o garagera representada por Santi, otra más rockera, representada por Pablo y otra más cercana al  punk Rock y al hardcore en general (representada por Sam y por Cazza)…y digamos que Jose aporta el punto medio que le da el toque perfecto al plato cocinado…(risas). En cualquier caso, algunos de nosotros también escuchamos de vez en cuando (para “desintoxicarnos” un poco) otras cosas que nada tienen que ver con estos estilos: folk, música más experimental, jazz, etc..

¿Sois muy de darle una vuelta de tuerca a los temas para sonar menos convencionales, o lo que os sale por instinto os vale?

Somos más de lo segundo. No solemos tener nada excesivamente preconcebido en la cabeza a priori (al margen de las influencias comunes que marcan la línea del grupo). Muchas veces nos replanteamos algunos detalles de las canciones pero cuando ya las tenemos prácticamente terminadas. También es verdad que poco a poco estamos cuidando cada vez más el proceso de composición. Intentamos hacer canciones más elaboradas, “subir el listón” añadiendo partes más “técnicas”. Muchas veces para transmitir un mensaje más profundo o para poder expresar bien todo tu enfado o tu alegría no llega con las típicas canciones de 4 acordes (risas).

“Hey Mike” suena bastante más hooligan, ¿disfrutáis más con este tipo de temas en directo, que se prestan a una fuerte interacción con el público?

“Hey Mike” es quizá la canción más rockera del disco, aunque no diríamos que sea la más contundente ni la más “callejera”. En nuestros conciertos intentamos interactuar con el público solo en la medida en que se preste a ello. No forzamos nada, nunca. Nos gusta ser naturales. La clave es pensar que cada vez que nos subimos a un escenario puede ser nuestro último concierto… Esa es la clave para intentar poner toda energía posible y la máxima determinación en lo que hacemos.

¿Cómo surge el tema “Ahmadineyad plays drums”?

La idea surgió después de las famosas y absurdas declaraciones antisemitas de Ahmadineyad. Intentamos ir hasta el fondo del asunto e informarnos de quién es verdaderamente este hombre. Fue una total  sorpresa cuando descubrimos lo extremadamente complicada que es la situación política de Irán, una tierra con una historia y una tradición fascinante a sus espaldas y que ahora se encuentra en un caos casi  total. Descubrimos que lo que transmitían los medios de comunicación occidentales era un mensaje muy simplista y banal, que no tenía en cuenta otros factores importantes. Las alternativas a Ahmadineyad (en junio habrá elecciones presidenciales en Irán)  pueden ser mucho peores y verdaderamente peligrosas para oriente medio. “Ahmadineyad plays the drums” es una llamada de atención sobre lo importante que es llegar hasta el fondo de las cosas, y no fiarse ciegamente de lo que todos repiten como verdades absolutas. Ahmadineyad es claramente un sujeto bastante impresentable… pero las  alternativas pueden ser peores.

“Crisistunity” es un temazo. ¿Creéis que hay una energía especial en torno a temas como este? ¿O veis el disco como un todo indivisible?

Crisistunity proyecta una energía especial. Trata de cómo en momentos de crisis como los que vivimos también pueden surgir iniciativas que pueden aportar algo de esperanza, gente que arrima el hombro e intenta construir cosas para ellos mismos y para los que les rodean. Denuncia de la crisis sí, pero oportunidad (opportunity) también: Crisistunity. El disco en general es un compendio de muchas cosas y, en nuestra opinión, el resultado de un gran trabajo con nosotros de Ángel Cripta, el técnico de los estudios Anhell de Madrid donde lo hemos grabado. Además, hemos tenido la suerte de poder contar con las colaboraciones de algunos buenos amigos en algunas canciones (Pepe y Coque de Sugus, Julia Pérez (ex Pantones), Vigilante Gitano, Manel Moreno (Muerte y Destrucción), etc.). Si analizas un poco el disco, puede parecer que unas canciones no tienen mucho que ver con otras. Es básicamente la historia de Silly Sally desde que se fundó hasta este momento y la expresión de nuestros estados de ánimo y de cómo vemos las cosas que ocurren a nuestro alrededor.

La portada es de lo más chula, ¿queríais expresar algo en concreto con ella?

La portada es un gran trabajo de nuestro amigo  Salva Valverde (“Astronaut on a Cow”) y es el reflejo del título del disco “Minor Fights and Major Fears”. Con este título queremos reflejar como la vida está hecha de “pequeñas luchas” o pequeñas tonterías (en Silly Sally son habituales esas “pequeñas luchas”…es casi inevitable cuando se trabaja con mucha pasión en algo), pero por otra parte también de grandes miedos frente a lo imprevisto, frente a lo que nos puede esperar el día de mañana. Esos miedos pueden terminar por bloquearte (como sucede con el hombre de la portada: parado frente a la nada y de espaldas  a todo lo demás). Eso es lo que no nos debe pasar. Nadie nos podrá librar de esas “pequeñas luchas” cotidianas, pero creemos que es responsabilidad de cada uno no dejar que el miedo nos gane y nos paralice.

Hacer un tema con versiones en castellano e inglés, ¿quiere decir que tenéis ciertas dudas (en el buen sentido) de por dónde tirar en el futuro? ¿Qué diferencias notáis entre el feeling de cantar en ingles y el de cantar en castellano?

No. Fue una pequeña “rareza” que se nos ocurrió cuando estábamos en el estudio y por eso la hemos incluido como una bonustrack. La verdad es que siempre hemos tenido clara la idea de que nuestra música debe ser en inglés porque es el idioma en el que siempre han sonado las canciones de nuestros grupos favoritos y no entendemos nuestra música de otra manera. Hay grandes grupos en nuestra línea que cantan en castellano, pero nosotros tenemos claro que no es lo que queremos hacer….y en cuanto al feeling…pues fue raro, la verdad…aunque una vez que te acostumbras…te suena hasta bien (risas).

Foto: Juan Serrano Vicente

Mmm…seguramente fue un renacimiento que no llegó del todo a consumarse (risas). Sí que es cierto que hay un buen puñado de grupos que están haciendo cosas muy a tener en cuenta en nuestro país a día de hoy y a los que quizá se presta poca atención porque su música “no está de moda” ni es lo suficientemente “buenrollera”. Hay algunos grupos sin los cuales quizá nuestra visión de las cosas nunca hubiese sido la misma y ojalá volvamos a tener a grupos que lleguen hasta donde han llegado bandas como No Children, Gas Drummers o Airbag en España o Strung Out, Pennywise, Thrice o Bad Religión a nivel internacional.

¿Qué os parece aquella etiqueta que se inventó en los 90, llamada “mall punk”?

Hasta cierto punto es una consecuencia lógica de la influencia del mainstream y del boom de la nueva era social y tecnológica de finales de los noventa y principios del milenio. En un momento determinado surgió la idea de hacer más “amable” o más “optimista” cierto estilo de música…de ahí grupos como New Found Glory, Fall Out Boy o Blink 182. Lo peor fueron los efectos colaterales… la idea de que este tipo de música fuese un genero para niños adolescentes y nada más, las niñas de quince años gritando en estos conciertos…mmm…dejémoslo ahí…(risas)

Cómo surgió la oportunidad de colaborar con la BSO del videojuego oficial de la película REC 3? ¿Hubo algún debate en el seno de la banda al respecto?

No, siempre lo vimos como un honor y una gran noticia. La idea surgió por un amigo de Sam (Rafael San Miguel) que estaba al frente del desarrollo del proyecto del videojuego en Cupra Studios junto con Filmax. “Irish Summer Before Fall” tuvo una gran acogida y dijimos que sí de inmediato…Más de 50.000 reproducciones en You Tube y más difusión para el grupo…un regalo para Silly Sally.

Por cierto, ¿el nombre del grupo de dónde viene? Creo que hay un libro infantil titulado así…

Sí. De hecho es un personaje infantil que nace en EEUU de la mano de Audrey Wood, una escritora de cuentos para niños. Silly Sally es una niña con un espíritu completamente libre y muy carismático: camina, duerme y vive patas arriba, baila y cantas con los animales. Hace lo que quiere. Y es tan fascinante que la gente que la ve termina viviendo patas arriba.

¿Qué aspiraciones tenéis a nivel de festivales, lograr contratos con sellos, etc…?

Tenemos la suerte de que “Minor Fights & Major Fears” sale de la mano de Wild Punk Records. Para nosotros es un auténtico lujazo. En cuanto a nuestros proyectos de futuro, no tenemos una hoja de ruta excesivamente definida. Queremos seguir creciendo como grupo, disfrutar con lo que hacemos y tocar por España todo lo que podamos. Tenemos incluso algún proyecto de salir de nuestras fronteras…aunque quizá tengamos que ahorrar mucho antes de eso (risas)..

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*