El Hammersmith Apollo, en peligro

por

Una de las salas de conciertos más míticas del mundo podría cerrar sus puertas.

Levantado en 1932 y ubicado en la zona oeste de Londres, el Apollo pertenece ahora a AEG Live y Eventim. Pero ha llegado una oferta tipo El Padrino: 75 millones de libras por el local. Semejante pastizal es lo que ha puesto sobre la mesa un tal Sheik Farhi Erl Pitts, constructor de rascacielos en Dubai, para hacerse con la sala y convertirla en una mega-tienda de muebles. El tipejo se expresa con sorna: “Sé que da mucha pena, a mí también porque vi a KISS en 1976 allí… pero con el panorama desolador que hay en la escena de música en vivo, el Hammersmith tiene los días contados como sala de conciertos”.

Que AEG Live y Eventim no se hayan pronunciado sobre el tema es mala señal, y mucho peor es el hecho de que fuentes cercanas a las empresas han dicho que lo van a valorar, “porque es una oferta difícil de rechazar”. Para despedir la noticia, un poquito más de sorna de Sheik: “La zona de camas se llamaría “No Sleep Til Hammersmith”, en homenaje a la sala. Además, mi amigo Rob Halford estaría en la inauguración, y también tocaría alguno de los grupos que grabó allí un disco en directo”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba