Una reflexión sobre la polémica de RESERVA ESPIRITUAL DE OCCIDENTE

por

Este jueves, el grupo madrileño (de cojonudo nombre, por cierto) Reserva Espiritual de Occidente tuvo que cancelar su actuación junto a King Dude en Wurlitzer Ballroom, por amenazas de sectores antifascistas. Os mostramos las dos versiones de los hechos, y opinamos sobre el tema.

El bolo promovido por Holy Cuervo, se canceló al extenderse en la red mensajes como este de la web La Haine (cuya visita recomendamos, pero eso otro tema…).

Este jueves 14 de febrero, a las 22h, estarán tocando en la sala Wurltizer Ballroom (c/Tres cruces, 12, Madrid) los estadounidenses King Dude con los fascistas madrileños Reserva Espiritual de Occidente. Este grupo, amparándose en la experimentación y el artisteo moderno, lleva un mensaje abiertamente fascista, llegando a meter en su último disco una versión de”Primavera”, un himno de la División Azul (http://reservaespiritualdeoccidente.bandcamp.com/track/primavera ).

Mirando un poco su facebook, podremos comprobar que tienen en “favoritos” cosas como: “El Valle de los Caídos no se toca”, los amantes de la parafernalia nazi “Veteran Militaria”, el escritor revisionista “César Vidal”, la inocente “Familiares y amigos de los represaliados por la 2ª República” o los españolistas de “Inútiles que creen que no se puede ser catalán y español”.

Quizá argumentarán que buscan provocar sentimientos fuertes, investigar en la naturaleza de las reacciones humanas o tonterías por el estilo. Lo que es evidente es que hacen apología del franquismo, y eso es algo que no deberíamos dejar pasar así como así. Tenemos hasta el jueves para conseguir que la sala suspenda el concierto. Os invitamos a escribir o pasaros a hacer una visita a la tienda Holy Cuervo y la sala Wurlitzer Ballroom.

Aquí tenéis la otra versión, la del propio grupo:

Hoy se ha suspendido el concierto de Reserva Espiritual de Occidente tras un aluvión de amenazas físicas y contra la propiedad por parte de grupos de personas que se escudan en una lucha “antifascista”. Ha llegado un momento en el que la noticia ha generado tanta polémica y debate que, como miembros de REO, hagamos lo que hagamos, tendrá un eco en esa máquina gigante que es internet. Si nos pronunciamos es que estamos victimizando y elaborando un discurso derrotista; y si no decimos nada, somos unos miedosos o se corrobora que somos nazis y comemos niños vivos. Esto viene a probar que ya no podemos hacer nada con nuestras palabras. Nuestra conciencia está en paz. ¡Al fin somos libres! ¡Viva Jesucristo! ¡Viva Satán! ¡Vivan Martes y 13! 
Nosotros somos artistas, y aunque nos lo tengamos que costear poniendo copas, descargando camiones u ocho horas al día en una oficina, no nos van a quitar eso. Seguiremos haciendo arte. Lo único que nos entristece es que hoy hay un concierto menos en el mundo y un montón de información basura más en Internet.
Dado que, por suerte, entre tanta gente aún quedan personas, sólo nos queda agradecer de corazón a todos aquellos que han sabido informarse antes de juzgar, que han debatido sin elevar el tono ni emplear la violencia y que demuestran flexibilidad, coherencia, respeto, sentido crítico y reflexión. En especial a los trabajadores de Nodo50.org, La Felguera Ediciones, Nos Toca Madrid, Vanishing Point, Holy Cuervo, Giradiscos y todas esas personitas que nos siguen desde antes y también han estado ahí con nosotros estos días. 
Nuestra opinión sobre este espinoso tema es la siguiente:
Apoyamos la intención de La Haine porque nos parece que cualquier acto fascista es de obligado boicot y denuncia, pero a nuestro humilde parecer, esta vez se han equivocado. Sin conocer a fondo la banda Reserva Espiritual de Occidente (REO), nos da la impresión de que lo suyo es puro teatro, en el buen sentido. Es cierto, como señalan en La Haine, que lo de ampararse en el artisteo no debe ser carta blanca para el lanzamiento de mensajes fascistas. Pero REO no hacen más que una representación de elementos propios de la condición humana, en ningún momento nos ha parecido ver política en ello. Sus “me gusta” en Facebook son un tema más delicado, porque semejante construcción de un personaje alrededor del grupo puede llevar a equívocos, muy fácilmente. REO tienen la opción de dejar claro que no apoyan esos colectivos, aunque tampoco pedimos cuentas a quien retuitea una salvajada de Hiperasna Aguirre, ¿no? Por otro lado, la gente con la que se relaciona el grupo (Holy Cuervo, el Wurli) no son nada sospechosas de compartir ideas fascistas. De hecho, otras webs que lanzaron el boicot (Kaoesenlared, Klinamen), al parecer (esto no hemos podido comprobarlo) luego lo retiraron.
En resumen, nuestra conclusión es que, por un lado, REO deben asumir los riesgos de su propuesta, pero nuestra opinión es que La Haine se ha equivocado esta vez. Por otro lado, creemos que hay otros objetivos mucho más relucientes y reventables contra los que merece más la pena dirigir nuestras fuerzas…

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*