Entrevista con THE URGES: “El “Nuggets” lo era todo para nosotros, era nuestra Biblia”

por

“Maravilloso, auténtico Garage-Punk al estilo 60’s Nuggets, un rayo de esperanza en la oscuridad del Siglo XXI”. Así describió Little Steven a esta banda británica que fichó para su sello Wicked Cool (les editó su debut “Psych Ward” en 2007), y que está ahora mismo de gira por nuestro país presentando su segundo disco, “Fire Burning”. Este viernes 8 estarán en el Wurli de Madrid, y el sábado se despiden en la Wah Wah de Valencia (en el festival Wáchina Wáchina!), pero antes, se han dado un pequeño garbeo por nuestra sección “Sangre en el Garaje”, que les recibe cono honores para ofreceros esta entrevista.

Se os describe como una de las mejores bandas de garaje europeas de la actualidad.
¿Así es como se nos conoce? Eso son buenas noticias. Si es verdad lo que dices, ¡entonces la descripción es realmente cojonuda!

Siguiendo con las “descripciones”, Little Steven dice que tenéis un estilo muy “Nuggets”, que por cierto se reeditó el año pasado. ¿Hasta qué punto sois deudores de ese sonido?
Cuando empezamos a tocar juntos, “Nuggets” lo era todo para nosotros, era nuestra Biblia. Dio cuerpo a nuestra actitud y forma a nuestro sonido. Escuchar “Psychotic Reaction” por primera vez, fue el momento catalizador que hizo que la banda empezara a tener vida. Así que supongo que se podría decir que estamos profundamente en deuda con esa recopilación.

¿Fue difícil lograr ese sonido 60’s que ahora tenéis tan bien conseguido?
Cualquiera puede comprarse amplificadores y guitarras vintage para imitar bandas antiguas, pero es más difícil intentar usar estos elementos para crear un nuevo sonido propio, que remita a algo sin imitarlo. Eso es en lo que volcamos nuestro esfuerzo. SImplemente tocamos la música que escuchamos en nuestras cabezas, usando los sonidos que nos ponen a cien, y de una forma mágica termina sonando como The Urges. Así que en realidad sí, fue fácil.

Vuestro segundo disco es más abierto, con matices west coast y folkies. ¿Cuáles serían las principales novedades en cuanto a las referencias manejadas, en comparación con vuestro debut?
Nuestros gustos van cambiando, y eso se refleja en nuestra música. No nos interesa hace el mismo disco de garage-punk una y otra vez queremos que los cambios en nuestro paladar musical se noten en lo que hacemos. Hemos incorporado metales, cuerdas y “extrañas mierdas hindús” a nuestras canciones, ya sabes… Todo ello da nuevos colores y más profundidad en los arreglos. Todos estamos muy influenciados por bandas como Love, The Pretty Things y bandas raras como The Rotary Connection. El disco sigue siendo The Urges, pero somos nosotros… en un nivel evolutivo superior. ¡Ahora estamos más erguidos y no hablamos por gruñidos, jajaja!

En España vuestra gira ha tenido bastante fechas. ¿Es fácil para vosotros mantener la energía en todas ellas?
Si la gente que va al concierto tiene ganas de pasarlo bien, y de adentrarse en nuestro mundo, no nos importa si estamos cansados, resacosos o lo que sea. Si el público pone de su parte, es muy fácil encontrar la energía para estar arriba.

“En el sello Wicked Cool, si no pueden usar tus canciones para vender pollo frito o tampones, no están interesados”

¿Soléis tomaros algo con los fans después de los conciertos? ¿Tenéis ganas de descubrir buenos garitos en Madrid?
Beberemos unas copas con quien sea… hombre, mujer, niño o travestido. Si nos muestras donde están los buenos garitos de Madrid, pues también iremos a ellos.

¿Conocéis alguna banda de garaje española?
The Hollywood Sinners son buenos colegas nuestros, hemos tocado con ellos en un montón de sitios, e incluso vinieron a Dublín. Los Phantom Keys también son buenos amigos.

¿Cómo fue la experiencia en Wicked Cool? Sabemos que Steven ha cometido algunos errores…
Bien y mal. Sonamos muchísimo en la radio, ganamos una cantidad decente de dinero, vendimos una cantidad de discos relativamente buena y dimos algunos shows bastante grandes en Estados Unidos. Pero Steve no parece tomárselo en serio en cuanto al largo plazo. En la discográfica podías ver que todo era muy “show-biz”, y a no ser que puedan usar tus canciones para vender pollo frito o tampones, no están interesados. Creo que pensaban que nosotros sonamos demasiado como una banda drogata. De todas formas, ¡Steven estuvo genial en los Soprano!

¿Qué pensáis de las reuniones de bandas legendarias? Yo he sido testigo de grandes momentos, pero también de enormes decepciones.
Hemos tocado con The Remains, The Electric Prunes and the Sonics. Respetamos mucho a estas bandas y pensamos que si la gente quiere verlas, están en su derecho de salir de gira. Disfrutamos mucho esos conciertos, pero prefiero recordar a esos grupos con fotos y vídeos de su época dorada. ¡Ahora el saxofonista de los Sonics se parece a Chevy Chase!

¿Qué os parece la explosión de nuevo garaje que hay en Estados Unidos?
Oh sís, es definitivamente interesante. Vi a Thee Oh Sees en un festival donde nosotros también tocábamos en Francia, y me volaron la cabeza. Todos estos grupos tienen un sonido muy original y están llevando el garaje hacia nuevos lugares.

¿Puedes recomendarnos algunas bandas oscuras de garaje 60’s? ¿Os gustan Teddy & His Patches, Calico Wall o The Fe Fi Four Plus Two, por ejemplo?
¡Sí! “Suzy Creamcheese” es una de mis canciones favoritas del recopilatorio “Pebbles”, y tengo “Flight Reaction” en 7”. Recomendaría Orange Wedge “From the Womb to the Tomb”, Third Bardo tiene también grandes canciones, y si lo tuyo es la psicodelia, tienes que escuchar a la West Coast Pop Art Experimental Band. Actualmente voy más hacia bandas populares de aquella época, como Captain Beefheart, los primeros Jefferson Airplane, Love, 13th Floor Elevators y Moby Grape. Creo que se hicieron más populares por una razón.

“Siempre nos ha gustado más la agresividad de las bandas de garaje-psych americanas. ¡Odiamos ese rollo inglés de gnomos, setas, y toda esa mierda del señor de los anillos!”

¿Qué me dices de las bandas de garaje y psicodelia 60’s como The Poets, Wimple Winch, The Deviants?
Me gustan mucho Wimple Winch, pero siempre he preferido las bandas americanas.

¿Qué diferencias ves entre las bandas americanas e inglesas de los 60?
Creo que las americanas tenían un sonido más agresivo, con mucha más reverberación y ruido en su música. Puede que sea porque la música surf ya había sido muy grande allí, antes de la explosión garajera y psicodélica. Hubo algunas bandas inglesas de psicodelia muy buenas, pero tocaban de un modo más refinado. ¡Siempre he odiado esas letras que hablaban de gnomos, setas y toda esa mierda del señor de los anillos!

¿Dirías que el garaje está volviendo a pegar en Inglaterra e Irlanda?
No sé si está volviendo, pero siempre ha estado ahí en alguna parte del background musical en general. La escena no es, de todas formas, como en España o Francia, donde hay eso, una escena. Pero a nosotros nos da igual, siempre seguiremos haciendo música a nuestra manera.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*