Los 13 malos rollos (sobre el escenario) más hilarantes del rock’n’roll

por

Hoy tenemos ganas de cachondeo, y hemos recopilado algunas de las escenas más tensas, embarazosas e incluso violentas (sin pasarnos) de la historia del rock’n’roll. Verdaderas escenitas, hilarantes todas ellas, protagonizadas por fans borrachos o incluso por los mismos artistas. Comenzamos por uno de los reyes de la guitarra, Angus Young, a quien no es fácil encontrar de esta guisa: tras recibir un cervezazo, tira su hacha al suelo para encararse con un tipo que, todo hay que decirlo, seguramente le hubiera hecho añicos de no mediar los seguratas…

Continuamos con John Dwyer, conocido líder de Thee Oh Sees, que en un concierto de su anterior banda Coachwhips, acudió en defensa de su bajista propinando un descomunal guitarrazo a un imbécil del público.

Vamos ahora con Glenn Danzig (que por cierto vendrá al Sonisphere de este año), que se enfrentó a un gorila del backstage con doloroso resultado: KO técnico para el ex Misfits.

Esta de los Ataris es de mear y no echar gota: el cantante, sin mediar palabra, se lía a destrozar la batería ¡sobre el propio baterista!

Con estos pasa muy a menudo, pero no por ello deja de ser para partirse de risa. Brian Jonestown Massacre, como si fueran la aldea gala tras una discusión sobre la frescura del pescado de Ordenalfabetix.

Aquí, Noel Gallagher y uno de sus músicos reciben un placaje de primera por parte de un seguidor canadiense.

Mítico: los Shitdisco, a hostia limpia con el ingeniero de sonido de una sala en la que tocaron en su última gira.

Iron Maiden también pierden los nervios a veces…

Ya saben cómo las gastaba Henry Rollins en sus tiempos de Black Flag, ¿no?

Axl Rose también se ponía un poco irascible con los fans de Guns’N’Roses.

Ojito a Keith Richards… un concierto de los Stones no se jode gratuitamente. Y menos cuando está sonando “Satisfaction”.

Amy Winehouse no tolera que le toquen una teta así como así… Hay que fijarse bien, pero se ve cómo le suelta un puño al pulpo.

La última está protagonizada por otro que también nos ha dejado ya: Jay Reatard. “¡Pero niña, qué haces aquí en medio! ¡A tomar por culo!”

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*