BOIKOT “Lágrimas de rabia”

por

Género: Rock, Punk

Sello: Maldito Records

8/10

El cuarteto madrileño vuelve por sus fueros con un álbum cinco estrellas, puro rock contestatario destilado en trece tonadas para quitarse el sombrero donde conviven agitados ritmos y certeras puñaladas contra un sistema que esclaviza y degrada a los ciudadanos como meros objetos de consumo.

Estamos ante un trabajo alumbrado con mimo y minuciosidad. Juankar, Kosta, Alberto y ‘Grass’ han ido publicando su décimo segundo disco por fascículos a lo largo del último año, en forma de preciosos videoclips de denuncia, elaborados con mucho arte. De esta forma aparecieron “Sexo, drogas y rocanrol” (esa gran mentira de nuestro tiempo que a todos nos engancha), “Naita Na” (denuncia expresa de la explotación humana, con ritmos balcánicos, una tonada  que bien podía formar parte de su anterior elepé “Amaneció”), “Sin tiempo para respirar” (un punk-rock a quemarropa muy acorde con sus temas clásicos), “Lagrimas de rabia” (que da título al disco, dedicada a los maestros republicanos y a todos aquellas víctimas que sufrieron en sus carnes la tortura de la criminal dictadura franquista, durante la larga noche de cuarenta años…) y por último “Instinto Animal”, con un bellísimo videoclip ‘al revés’, sobre el espejismo letal de los paraísos artificiales, con la ‘heroína’ como telón de fondo.

Canciones todas ellas que se incluyen en el DVD adjunto, junto a un precioso y divertido documental internacionalista de 40 minutos, “Sin Fronteras”, sobre las giras recientes del grupo, y otro corto documental (20 min), acerca de la memoria histórica y los represaliados del franquismo. Arrebatados como nunca, rodeados por sus colegas de profesión, vienen a ofrecernos su corazón y sus vivencias en trece cortes de puro ROCK.

Amén de las canciones señaladas, cabe destacar las estupendas “Enloquecer”, “Que no nos vengan a engañar”, “Gasolina, vidrio y mecha”, “Botes de humo”… cuyos explícitos enunciados hablan por si solos, acerca del espíritu combativo que rodea a estos ‘barrionalistas’ de Vallekas, testigos de “Mi ciudad ruidosa y gris” con la cierran el plástico, esa que ya cantaban en los años ochenta Joaquín Sabina y Javier Gurruchaga en “Corazón de neón”: “La ciudad donde vivo ha crecido de espaldas al cielo, es el mapa de la soledad, al que llega le da un caramelo con el veneno de la ansiedad, corazón de cemento, corazón de hormigón. Es un ogro con dientes de oro, la ciudad donde vivo es mi cárcel y mi libertad…”. BOIKOT actualizan el mensaje con rabia y lágrimas por un mundo tan cruel.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*