Entrevista con NIGHT BEATS: “La escena de garage en EE.UU. aún no ha tocado techo”

por

Los tejanos Danny Lee Blackwell (guitarra, voz, de Dallas) y James Traeger (batería, de Austin) emigraron a Seattle, allí conocieron a Tarek Wegner (bajo) y formaron, en 2009, esta banda cuya primera visita a España va a ser todo un acontecimiento garajero. Sólo tienen un disco, titulado como ellos, “Night Beats” (2011), pero es tan bueno que ha llamado la atención de los amantes del garaje de medio mundo. Fichados por Trouble in Mind Records (el sello de Ty Segall, entre otros), teloneros de Black Lips, Black Angels, Strange Boys, Rocky Erickson, The Jesus and Mary Chain… que han pegado fuerte, vaya (aquí os hablamos de la reedición de su primer single, “H Bomb”, por Ayo Silver records). Tarek contesta a las preguntas de HRB ante sus inminentes conciertos en Donostia (miércoles 28 de noviembre, Le Bukowski, con Cabezafuego), Madrid (29, Siroco, con Dark Colours) y Barcelona (30, Apolo 2). Entradas AQUÍ.

En EE.UU. tenéis cierta fama ya, ¿qué nivel de popularidad diríais que tenéis en Europa?

Creemos que es similar, no estamos muy seguros de ello. Lo que sí vamos notando es una vibración diferente.

Los Strange Boys y los Black Lips me recomendaron vuestra música cuando los entrevisté. Decían que sois “the next big thing” en el garaje. ¿Alguna presión respecto a esto?

¡Ellos son nuestros hermanos! La única presión que sentimos viene de nuestro propio interior. Lo único que tenemos que hacer es empujarnos a nosotros mismos para llegar lo más lejos posible. Es una misión personal, pero… ¡si cambiamos la música popular lo aceptaremos como algo bueno!

“Puppet on a string” me recuerda mucho a los Seeds, ¿hasta qué punto son una influencia decisiva?
The Seeds son una de esas bandas sobre las que no tenemos que pensar si son o no una influencia. Cuando descubres sus discos, como hicimos nosotros, siempre hay algo de ellos que se te queda clavado. Sabes de lo que hablo, ¿no?

Y tanto. Sky Saxon vino a España varias veces en sus últimos años de vida, y pude conocerle durante un rato inolvidable. ¿Vosotros le conocíais? ¿Creéis que su banda fue lo suficientemente reconocida?

Le conocí una vez en Seattle. El grupo con el que yo solía tocar, The Drug Purse, tocó con su banda en The Comet. Él estaba con mis colegas sentado, y entonces me acerqué a conocerle. Me regaló su marihuana, pero eran sólo ramitas y hojas así que la tiré, jaja… Todas aquellas bandas, como The Seeds, merecen mucho respeto. Creo que nunca llegaremos a entender cómo pudieron cosechar esas canciones tan cojonudas en ese momento.

¿Cómo obtenéis vuestro sonido? ¿Actitud, equipos de sonido…?

Sólo hacemos lo que nos da la gana, improvisando. Algunas veces uno de nosotros tiene una visión más clara de lo que queremos conseguir. Otras veces Danny tiene la canción terminada y sólo la grabamos, pasando por un proceso de embudo que la simplifica. Pero siempre hacemos lo que queremos, a veces sampleamos grabaciones antiguas, otras grabamos el sonido de una meada cayendo en un vaso, o el sonido de un amplificador “cayéndose” al suelo…

Canciones como “Ain’t Dumbo” me suenan a una mezcla de 13th Floor Elevators y The Cramps. ¿Reconocéis estas fuentes cuando componéis, o solo os dais cuenta cuando la canción está terminada?

Sólo cuando decimos “hey, tengamos una guitarra así o asá para conducir esta canción”, o “este bajo de esta forma, estas baterías de esta otra…”. Se han hecho tantas cosas en el rock que dudo de que cualquier banda pueda decir que es completamente original.

¿Podríais darnos cuatro nombres de bandas poco conocidas a tener en cuenta?
Cosmonauts, Lantern, Guantanamo Baywatch, Burnt Ones.

“Del garaje español sólo hemos oído hablar de Wau y los Arrrgh!, ¡queremos que nos enseñéis más!”

En vuestro tema “The Other Side” aprecio un sutil homenaje a “The End” de The Doors. ¿Qué os parecen las reuniones de viejas glorias, por cierto?

Has acertado con lo de “The Other Side”, sí es un pequeño tributo. No sé si los Sonics todavía molan… nuestros grupos míticos favoritos son los que nunca han parado de tocar.

¿Qué recopilaciones os parecen indispensables para conocer bien el garaje underground?
Girls in the garage, Turkish Delights, Back from the grave, Pebbles, Saigon rock and roll, Savage sounds from South Africa, Waking up y Scheherazade.

¿Volveréis a grabar pronto?

Tenemos una canción nueva, es bastante diferente. Podréis oírla muy pronto porque se lanzará en breve.

¿Tenéis algún proyecto paralelo?

Danny Lee y Christian de los Black Angels han montado una banda llamada Ufo Club. Yo he tocado el bajo, el órgano y la pandereta con ellos en directo. Él también ha grabado algunas canciones con Curtis Harding y Cole de los Black Lips, en Atlanta, para un proyecto llamado Night Sun.

¿Qué os parece la escena de garaje española?

Sólo hemos oído hablar de Wau y los Arrrgh!, ¡queremos que nos enseñéis más!

¿Cómo empezasteis a tocar, autodidactas, alguna clase?

Creo que todos teníamos tantas ganas de tocar que simplemente empezamos y fuimos aprendiendo. Recuerdo que Danny, cuando se trasladó a Seattle, vio un anuncio de un tipo que decía que había enseñado a tocar a Jimi Hendrix, así que fue a verle. Pero el tipo decía que no quería salir de su bar, y Danny todavía no había cumplido los 21, así que no pudo entrar y ni siquiera le conoció. El nombre del tipo es Sammy Drain.

Si te imagines a los Night Beats dentro de 20 años, ¿qué ves?

Cada vez que cierro los ojos sólo veo una marioneta enorme hecha de vello púbico y comiéndose singles de Kraftwerk en un Autobahn.

¿Por qué Austin mola tanto? ¿Cuál es el mejor festival que se hace allí?

Pues no lo sé, supongo que todo empezó cuando un montón de músicos viajaron allí, se quedaron y empezaron a hacer buena mierda en los locales de ensayo, hace ya unos cuantos años. El mejor festival es el Psych Fest.

¿Crees que la escena de garaje aún no ha tocado techo en EE.UU. y seguirá creciendo?

Sí, tío, lo creo. Seguirá creciendo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*