75 aniversario de la muerte de BESSIE SMITH

por

Antes de nada, mira y escucha este vídeo. Poco se puede decir ante tanta pureza.

Ahora deja que los pelillos de tu brazo recuperen la normalidad, y conoce un poquito más a esta grandiosa emperatriz del blues.

Bessie nació en 1894 en Chattanooga, Tenessee, y comenzó su carrera artística siendo muy joven, primero como bailarina, y después como cantante a raíz de una oportunidad que le surgió gracias a su hermano, hacia 1912. Cinco años después, un cazatalentos del sello Columbia la fichó y en 1920 ya era toda una estrella del blues, un género que sin embargo aún no había dado el estallido de popularidad. En 1923 graba el disco “Jailhouse Blues”, que inmediatamente es considerado como una apertura comercial del blues hacia el gran público. En ese momento comienza a hacerse famoso Louis Armstrong, con quien Bessie colaboró muchas veces en su corta vida, destrozada por el alcohol (como puede verse en este apabullante vídeo que os hemos ofrecido, extraído de la película “St. Louis Blues” de 1929, que ella misma protagonizó), firmando juntos esta versión de “St. Louis Blues” (de W. C. Handy) en 1925, nuestra Excavación del Día.

En los años 30, Bessie siguió ganando popularidad en el circuito sureño de blues, y empezó a flirtear con el swing. Pero una noche de 1937 cercenó el futuro de esta cantante irrepetible, de la manera más injusta. Sufrió un accidente de coche (con ella iba el tío de Lionel Hampton, por cierto) y los tiempos de la segregación hicieron el resto: llegó a ser rechazada en tres hospitales de blancos, hasta que llegó, casi desangrada, a un hospital para negros en Clarksdale, Mississippi. Le amputaron un brazo para intentar salvarla, pero horas después su alma abandonó este mundo dejando un imborrable recuerdo.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*