3 errores que llevaron al disturbio del MTV Madrid Beach

por

El viernes pasado, el festival gratuito MTV Madrid Beach acabó en un disturbio en toda regla: lluvias de botellas, fuego en las calles, 60 heridos, 11 detenidos. Todo empezó, según la mayoría de testigos, cuando miles de personas se indignaron al ver cómo se les impedía el acceso al recinto. Por supuesto, el alcohol tuvo algo que ver en cómo derivó todo. Probablemente, también la rabia acumulada de una juventud quemada –aunque eso de tirar abajo un señal de tráfico al cántico del “lo, lorolo, lololo” de los White Stripes es de puro cafre, sin más-. Pero hay tres detalles importantes:

1. En la página web del festival se señaló claramente: “entrada gratis hasta completar aforo”. Los asistentes estaban avisados, pues. Pero la organización podía, o al menos debería, haber trasladado el mensaje de que muy probablemente, este se completaría con la llegada de los Zombie Kids. Parece evidente que 9.000 personas de aforo, siendo un evento gratuito, iba a quedarse corto. Y no es una conclusión a toro pasado… cualquiera que supiera un poco de cómo va la cosa con este dúo de DJs, lo tenía claro desde el principio. Así que debió haberse lanzado el mensaje de que si uno quería entrar, tenía que hacerlo a una hora razonable o muy posiblemente se encontraría con el recinto lleno. Un fallo que, sin ser garrafal, sí supone una crítica razonable que la organización debería asumir.

2. A través de fuentes de la organización del festival, hemos podido saber que se pidió expresamente al Ayuntamiento que se preparase para una más que esperable afluencia masiva ya no al festival en sí, sino al área de la Explanada del Rey de Madrid Río, y que la respuesta de éste fue, por decirlo de forma clara, “no será para tanto”. Grave error: mientras en el festival había 9.000 personas completando el aforo, fuera se congregaban unas 14.000. Es decir, mucha más gente fuera que dentro. La organización sí lo vio venir, pero el ayuntamiento no se tomó en serio el aviso.

3. El error más fatídico, que ayudó a que el disturbio llegase hasta los niveles que todos hemos visto en las imágenes, también viene de parte del Ayuntamiento. Tal como cuenta ElDiario.es, los policías municipales han denunciado que se les negó el apoyo del retén antidisturbios del Congreso, demasiado ocupado en reprimir una manifestación aún sin celebrarse, la del 25-S. La obsesión por tener controlada el área del parlamento antes de las protestas ciudadanas comprometió la seguridad del MTV Beach, pues. Así lo cuentan en la citada web: “Se les pidió ayuda por radio en varias ocasiones, y la negativa fue también repetida”, señala Francisco Torres, portavoz del Colectivo Profesional de Policía Municipal. “Aparecieron algunos patrullas de la Policía Nacional, pero no los antidisturbios. Los compañeros temieron por su vida”, denuncia. “En el Congreso hay una cantidad desmesurada de efectivos secuestrados por la casta política”, se queja Torres, que exige depurar responsabilidades, tanto en los mandos de Policía Municipal que fiaron la seguridad del evento a ocho agentes, como políticas, por la negativa última de la Delegación del Gobierno a enviarles apoyo.

Así, la falta de información, una penosa previsión, el imperdonable exceso de confianza, y la deleznable obsesión por fortificar el Congreso ante la inminente llegada del “enemigo”, hicieron que todo fueran facilidades para que el MTV Madrid Beach se convirtiese en la tormenta perfecta.



Deja un comentario

Your email address will not be published.

*