2º día DCODE: Vibrante furia guitarrera de LÜGER y CAPSULA, baño de masas de THE KILLERS

por

La épica del pop de estadio retumbó anoche en las paredes de las facultades de Ciudad Universitaria, y quién sabe si en los cercanos aposentos de Rajoy, acompañada del rugido de una masa enfervorecida que casi dobló en número a la del primer día del festival DCODE. Pasada la medianoche, los hits “Runaways” y “Somebody told me” del cuarteto de Las Vegas dieron el pistoletazo de salida al punto álgido del cierre para una segunda jornada –finiquitada por Eme Dj y Kill the Hipsters- que resultó más completa que la inaugural, afeada por el tremendo fiasco del dúo electrónico Justice, que dejó un agrio sabor de boca a un público que además tuvo que abandonar el recinto a las cuatro de la madrugada, una hora que se antoja muy temprana para cortar la música en un festival.

Así que ayer hubo cierta atmósfera de revancha, que empezó a pegar fuerte con unos contundentes y muy concentrados Fira Fem y especialmente con el power trio de Capsula, que sabe perfectamente cómo hacer que la entrega y las guitarras manden en un festival, postulándose como primeros candidatos a concierto de la jornada, a pesar de que su hábitat natural no es otro que las salas donde pueden compartir su música de una forma más física.

Después subirían al escenario grande los británicos Django Django, ante una gran expectación dada su condición de banda de moda en el mundillo independiente. Y cumplieron, sonando incluso mejor que en disco. No decepcionaron tampoco los madrileños Lüger, dando en la diana con su rock psicotrónico en un escenario Heineken cuyos amplificadores respondieron a su desafío sónico superando algunos problemas a mitad de bolo.

De vuelta al escenario principal arrancó a las nueve el show de Supersubmarina, otro de los que se esperaban con más interés en el Complejo Cantarranas, que lució abarrotado para recibirlos. Mucha fémina y mucho baile tontorrón al ritmo de la música de los de Jaén. Al mismo tiempo, unos Right Ons prestos a romper caderas enfilaron la noche a ritmo de buen rock, compacto y trazado para la sana degustación de los numerosos fans que los recibieron con ovación.

The Kooks fueron las primeras estrellas internacionales en comparecer, y lo hicieron dejando al público muy satisfecho y preguntándose si no se ha subestimado a estos jóvenes, que regalaron estupendas melodías muy efectivas para crear un ambiente inmejorable al aire libre. Los poco conocidos Capital Cities sufrieron cierto bajón de público, pues cientos de jóvenes aprovecharon para tomarse la última fuera del festival de manera más económica antes de la llegada de los Killers, que se mostraron más potentes que en estudio para cerrar con puro espectáculo -en el meor y el peor sentido de la palabra- un DCODE al que ya le queda menos para entrar en la primera división de los festivales veraniegos.PUBLICADO POR NACHO SERRANO EN ABC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*