Crónica del concierto de GREGTOWN en Madrid (Sala Caracol, 20 de Mayo)

por

El pasado 20 de mayo cerca de 200 personas se dieron cita en la madrileña sala Caracol para ver en directo a GREGTOWN, que presentaba su esperado segundo LP “MAS RUIDO”. La tarde-noche comenzaba sobre las 20.30h con un sobresaliente warm up de CHALICE SOUND que con MISTA-T al micrófono no paró de animar a la poco receptiva audiencia que a tan pronta hora ya había entrado. El resto del público estaba, pero no dentro de la sala, sino fuera… ya se sabe, hay otras formas de “entonarse” antes de un concierto, que ya difícilmente pueden hacerse dentro de los locales. Pero como digo, CHALICE SOUND estuvo en su lugar y temazo tras temazo fue el precursor de los primeros contoneos. No estaba clara la hora de inicio de GREGTOWN, por lo que gota a gota fue rellenándose la sala. Finalmente, a eso de las 22.15h salta a escena el grupo, y el público, hasta ahora esparcido por todas partes y ya con los rezagados y “entonados” dentro, se agolparon cerca del escenario clamando a la banda que, tras la intro de MISTA T quiso empezar a deleitarnos con “Una Planta”, uno de los temazos del nuevo disco. La letra, de evidente temática, hizo a más de uno acordarse de la madre del que aprobó la ley antitabaco.

Era sólo el principio, y Pipo Ti, al más puro estilo spanish roots demuestra, una vez más, que el castellano es perfectamente adaptable al reggae si se interpreta con estilo y flow… y esto es precisamente lo que al cantante le sobra y caracteriza: Puro estilo y perfecto flow. 


Continúan con las excelentes “Real Vampire” y “Fyah Burn Dem”, también del segundo álbum, y con ellas puede advertirse con respecto a su LP debut una evidente madurez musical y en su directo. Pueden notarse las horas de estudio que han pasado juntos así como los conciertos que llevan a sus espaldas. El público responde y se crea un gran ambiente rasta, buenrollismo necesario para todo el mundo y del que GREGTOWN tiene para repartir; es lo que les hace felices, la música, y especialmente “hacer disfrutar, compartir y transmitir el mensaje de Reggae. Peace Love&Unity”.

Era momento de recordar sus inicios, y lo hacen con la consciente “Identidread”. De nuevo no se equivocan, y el respetable se eleva aún más, llegando a lo más alto con “Así de Simple” (para mí el superclase de “12 GOLPES”) y la ya conocida e inmejorable colaboración de PIÑAMAN, de Emeterians. 


Para terminar con el backtime a su opera prima, le llega el turno a “Tienes Suerte”, deliciosamente interpretada y con una instrumentalidad de gran nivel. La banda muestra en todo momento una gran complicidad y saber estar, liderada por momentos por un saxo “pura clase” y un bajo descomunal.

 

La vuelta a “MAS RUIDO” se produce con “No lo olvides”, con cuya letra y armonioso estribillo siguen mandando mensajes de conciencia social al tiempo que el baile se hace necesario para quien lo escucha. El final del tema, con un destacable e impresionante Ripoll (teclista) haciendo las segundas voces, conecta de manera inmejorable con “Siempre Estalla”. Con pegadiza letra e intervalos de dub instrumental el grupo vuelve a demostrar su evolución musical, hasta el punto de atreverse con un “Original Dancehall” al más puto estilo de finales de los ´70 jamaiquinos que debió sorprender a más de un entendido por su pureza.

Llegó el momento de otra colaboración, de nuevo de integrantes de Emeterians, aunque esta vez con las tres voces del grupo amigo haciendo de coristas; una más que interesante fusión de estilos y que, dado que se trata ni más ni menos del tema que da nombre al disco, “Más Ruido”, nos permite adivinar el gran compañerismo y mismo espíritu que hay entre las dos agrupaciones madrileñas.

Tras una gran ovación llega el turno de las potentes y más que correctas “Movimiento Hipnótico”, “Pachamama” y “Panamá”, perfectamente fusionadas y en las que de nuevo demuestran como grupo una gran coordinación y capacidad de improvisación, seguramente favorecido por el hecho de que muchos de ellos hayan tocado anteriormente en otras bandas. Uno de los ejemplos es Bratt (guitarra), quien además interpreta con su característica voz el último tema, “Hope & Light”, antes del mini descanso que, tras una hora y cuarto continuada, se toma GREGTOWN de manera merecida.

Poco es el tiempo que tardan en volver a salir al escenario, especialmente por el reconocimiento del público que con sus vítores y aplausos no espera ni admite, ni en sueños, que el concierto acabe ya. Una vez de nuevo preparados y tras coger aire (bueno, no sólo aire a juzgar por el humo que emanaba de sus bocas), presentan la exquisita colaboración a la guitarra de Jose Funko (del grupo de funk Mamafunko) en el tema “Y No Se Van”, para volver después a su primer disco con un animadísimo y siempre acertado “Faltan”, y por último de nuevo vuelta a “MAS RUIDO” con el fantástico “Somos Uno en Babylon”. Tres auténticos temazos al más puro estilo new roots que alargan el concierto cerca de 15 minutos más, para desembocar en un sonoro, digno y armonioso dub bass style, ya sin Pipo sobre la tarima, en el que vuelve a destacar el saxo, si bien las guitarras, batería y teclado no niegan el envite.

Una eclosión instrumental de más de dos minutos de duración con espíritu de final y a la altura de un completísimo, enérgico y formidable concierto, muy bien llevado y controlado, de algo más de hora y media de duración.

Les deseamos toda la suerte del mundo en su gira. One Love!

Fotos de Green Love Magazine

selassieiriddim.blogspot.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba