WILLIE NILE: “Bruce Springsteen me tocó “Wrecking Ball” entero, y debatimos sobre él como dos poetas hablando sobre el mundo en que viven”

por

Os recordamos que aún se puede participar en el sorteo de entradas para su concierto de este martes 20 en El Sol de Madrid.
Willie Nile nació en Buffalo en 1949. En los 70 se trasladó a Nueva York tras doctorarse en Filosofía y en Literatura Inglesa. “Era un poeta”, recuerda. “Leía a Keats, Sheiley, Blake, Whitman y Rimbaud; entonces descubrí a Ginsberg, Corso y todos los poetas de la generación beat”. Estudió piano desde los ocho años y aprendió a tocar la guitarra pocos años después. “Tenía todos esos poemas que había escrito. Un día me senté al piano, combiné los textos con la música y empecé a escribir canciones”. Cuando sus hermanos mayores trajeron a casa los singles de Elvis, los Everly Brothers, Buddy Holly y Fats Domino, todos ellos, además de los Beatles, Stones y Dylan, se convirtieron en grandes influencias para él y su obra.

Al final de los 70 el punk había explosionado y Willie cantaba sus canciones bohemias de rock en el CBGB y los clubs de folk del Greenwich. “Tenía muchos amigos en la escena folk y rock. Ví a Patti Smith y a Television en muchas ocasiones. Eran increíbles, y una gran inspiración”. Una noche en el Kenny’s Castaways, el crítico del New York Times Robert Palmer descubrió el talento de Willie. Describió sus canciones de rock n’roll como “la combinación de la inocencia y las letras de Buddy Holly con la intensidad de Gene Vincent, con baladas reminiscentes en ocasiones del primer Bob Dylan”. Le calificó como “un artista iconoclasta y de excepcional talento”. “Tras esa crítica en el periódico todo fue una locura. Fueron días de gloria”. Willie fue marcado por la prensa con el adjetivo de “Nuevo Dylan”, y comparado con su contemporáneo Bruce Springsteen. “Fue un honor que me compararan con Dylan y Springsteen. Me encantan ambos. Fue un gran elogio, aunque no me lo tomé demasiado en serio”.

Sus dos primeros discos, ‘Willie Nile‘ y ‘Golden Down‘ , fueron alabados por la crítica, y a petición personal de la banda, Willie se fue de gira por todo el país como telonero de los Who para presentarlos. En 1981 los Rolling Stones plagian su tema “She’s So Cold” en su disco ‘Emotional Rescue‘ . Presionado por su propia compañía Willie decidió no demandar a la famosa banda, quien se atribuyó descaradamente la autoría de la canción.

En 1991 firma por Columbia y edita su tercer disco, que aunque de nuevo recibió los mejores elogios, comercialmente fue un fracaso. En el 92 llega ‘Hard Times In America‘ y se va de gira abriendo los conciertos de Ringo Starr and the All Starr-Band. Pasa entonces varios años componiendo canciones hasta que tras este paréntesis publica en 1999 su mejor disco hasta la fecha, ‘Beautiful Wreck of the World‘ , que incluía la canción “One the Road to Calvary”, dedicada a su amigo Jeff Buckley,que la mismísima Lucinda Williams calificó como “una de las más… incluso la más maravillosa canción que he oído en mi vida”. El disco llegó a la lista de los 10 mejores álbumes de 1999 según los críticos de la prestigiosa revista Billboard, y pasa a ser uno de los discos favoritos de gente como Bono, Lou Reed, Graham Parker o Little Steven.

Tras una pausa de siete años en los cuales Willie se dedica a girar y componer nuevas canciones, en 2006 edita por fin un nuevo álbum: el extraordinario ‘Streets of New York‘. Desde el inicio con “Welcome To My Head” nos invita a una fiesta por la que andan Frankenstein, el Dalai Lama y Jean Paul Sartre. El disco avanza al galope y a golpe de euforia. Willie es ahora el Ian Hunter de “It’s Just Another Night (On The Other Side)” encontrándose con la voz de Paul Westerberg , luego se mete en la piel de los Clash dándose un paseo por la costa de Nueva Jersey. Hace eso mientras nos canta historias de prosa directa y convicción y le mete al rock callejero mucha raíz y soul, con unos estribillos tremendos, de esos que se enganchan a las sienes y a los pies, listos para cantarse en plan catarsis colectiva en una taberna irlandesa. El gran Willie ha vuelto.

Tras el extraordinario directo ‘Live from the Streets of New York ‘, acompañado de grandes músicos, en 2009 edita el no menos memorable ‘House Of A Thousand Guitars ‘, y en 2011, ‘The innocent ones ‘, nuevamente plagado de canciones increíbles. La gira que le trae a España en este 2012, es la más extensa y emocionante de cuantas ha realizado en nuestro país. Ahora, el público de Willie Nile ha crecido; sus incondicionales desde hace años han corrido la voz… y sus canciones son todo un descubrimiento para centenares de seguidores del rock americano.

¿Cómo fue el proceso de composición y grabación de “The innocent ones”?

Escribí todas las canciones con mi amigo Frankie Lee. Escribimos cuatro de las canciones en un día, y el resto en muy poco tiempo. Me sentí como si estuviéramos escribiendo una colección completa de temas. Hicimos demos de las canciones en mi apartamento con un pequeño equipo de pro tools, y salieron tan bien que pensamos que debíamos añadir baterías reales, que Frankie tocaba, luego vino Steuart Smith y añadió más guitarras, bajos y algún teclado. Entonces hice “Sideways beatiful” en el estudio y canté una nueva canción, así de simple, fue rápido y estoy muy contento de cómo salió.

¿Qué tipo de repertorio vas a tocar en Madrid? ¿Alguna canción o sorpresa especial para tus fans españoles?

Tocaré canciones de todos mis álbumes, nuevos y viejos, y alguna versión divertida. Será una buena fiesta, eso te lo prometo. Intentaremos sacar más sorpresas cada noche.

¿Estás más cómodo tocando en directo alguno de tus discos en particular?

Me siento muy cómodo interpretando todo mi material, pero supongo que las canciones más nuevas son las más fáciles.

¿Crees que los songwriters son una especie en peligro de extinción, como dice Elliot Murphy?

Creo que siempre seguirán surgiendo nuevos song-writers. La vida es demasiado real para que no los haya, siempre hay algo sobre lo que escribir. Puede que haya períodos infértiles, donde la mayoría de la música apesta, pero siempre habrá algo nuevo que llegará y tirará la puerta abajo. Eso es el rock’n’roll.

¿Hasta qué punto marcó la edad dorada del CBGB’s tu forma de entender la música?

Fue muy original e inspirador para mí. Fui testigo a tope de ello y fue genial. Jóvenes músicos, escritores, artistas, chiflados, subiéndose a aquel escenario, cantando material original y llevándolo al límite. Lo que vi en el CBGB me enseñó que no hay manera de detener a la música y a la inspiración. Las voces de los jóvenes siempre serán escuchadas. Siempre había creído en estas ideas, pero ver que ocurrían de verdad, y de aquella manera, fue una inspiración muy real para mí. ¡Y añadiría que me lo pasé en grande!

“Tengo mi nuevo disco casi terminado, y tocaré alguno de sus temas en esta gira”

En mi opinión, tus shows son una mezcla de honestidad, calidad y crudeza. ¿Siempre funciona tu entusiasmo contagioso, sea la audiencia que sea?

Gracias por tus amables palabras. Cuando toco, doy todo lo que tengo. Creo en las canciones y en la música y supongo que eso se transmite. Me da la sensación de que la gente que me ve entiende eso, y la conexión siempre es buena, hayan escuchado mi música antes o no.

¿Hay algún logro pendiente que obsesione a Willie Nile?

Ahora mismo estoy concentrado en mi nuevo disco, en el que estoy trabajando en Nueva York. Casi está terminado y estoy muy emocionado con ello. Tocaré uno de los temas nuevos en esta gira. Quizá más de uno, ya veremos.

¿Hay algún nuevo songwriter especialmente interesante en New York?
Sí, James Maddock. Es un inglés que ha vivido en N.Y muchos años, y es realmente genial, mi artista y cantante favorito actualmente. Gran compositor, gran cantante. Ha cantado muchas voces de apoyo en mi nuevo disco.

He leído que has participado en la grabación de “Wrecking Ball” de Springsteen. ¿Cómo es tu relación con él? ¿Te mostró dudas sobre su propio disco? ¿Qué te parece a ti?

No sé de dónde ha salido el rumor, pero no he cantado ni tocado nada en “Wrecking Ball”… pero es divertido cómo los rumores se propagan. Mi relación con Bruce es fantástica. Es un buen amigo y siempre apoya a los músicos que le gustan. Siento un enorme respeto por él, porque siempre sigue a su corazón y escribe y canta canciones que son profundas, y que están llenas de sentido para él. Después de todos estos años y de todos sus grandísimos éxitos no tendría por qué trabajar tan duro, y aun así lo hace. No puede evitarlo. Él nació para rockear y cantar, lo lleva en el alma, y eso es exactamente lo que hace, le guste a la gente o no. Espero que la gente aprecie de verdad a este hombre, aprecie lo genuino y sincero que es, aprecie que cada palabra que canta, la está sintiendo en lo más profundo de su alma.

Me encanta su nuevo disco. Me lo tocó entero una noche, de principio a fin sólo para mí, y hablamos largo y tendido sobre todas las canciones. Hablamos sobre la vida, el amor, la política, los niños, la familia, la guerra, la fama, la compasión, el asesinato, en la justica… sobre muchísimas cosas de las que habla en el álbum. Fue como dos poetas hablando sobre el mundo en que viven… y como imaginarás fue un honor y una ilusión enorme para mí.

Bruce ama a sus fans españoles, de verdad sabe  lo especiales que son. Ama venir a tocar aquí y os aseguro que tiene muchas ganas de volver este año. Os dará todo lo que tiene, su corazón, su alma, su sabiduría, y su rock’n’roll. No se le puede pedir más a un hombre.

¿Te gusta alguna banda española?

Mi favorita es Stormy Mondays, la banda de mi amigo Jorge Otero, un gran embajador del rock’n’roll español. Me encanta que su canción haya ganado la competición mundial para mandar una canción al espacio, es un gran logro para ellos. Estoy seguro de que hay extraterrestres que ahora mismo están oyendo su canción, bailando en medio de una tormenta cósmica.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*