T-BONE WALKER vuelve a Chicago 37 años después

por

Walker viaja una vez más a la meca del blues eléctrico, en el recuerdo que le dedicarán los miles de fans que tiene desperdigados por el mundo, hoy en el 37 aniversario de su fallecimiento. Criado en una familia de músicos que tenía a Blind Lemon Jefferson entre sus amistades, Walker se convirtió en un pionero del blues enchufado, siendo uno de los primeros bluesmen a los que grabaron tocando una guitarra eléctrica, antes que Muddy Waters, por ejemplo (aunque hay que decir que este árbol familiar puede llevar hasta músicos hawaianos de los años 30). Su influencia es descomunal: Chuck Berry se inspiró en él, Hendrix y Duane Allman le rendían pleitesía, y B. B. King se decidió a comprar una guitarra eléctrica tras escuchar su “Stormy Monday”. En esta Excavación de 1966 podréis ver a Dizzy Gillespie en la sección de metales.

No nos podemos resistir a ofreceros otra Excavación de su vertiente algodonera…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*