MISSISSIPPI JOHN HURT, el dolor de ser puro de corazón

por

Párate un segundo. Déjalo todo y escucha a Mississippi John Hurt.

Si ya te has recuperado de semejante guantazo de pureza, estás preparado para leer la historia de este grandísimo bluesman, de cuyo nacimiento se cumplen hoy 120 años.

Nacido en Avalon, Mississippi, John Hurt aprendió a tocar la guitarra con sólo 9 años, practicando con el instrumento del novio de su madre, cuando éste paraba por casa. Pasó la adolescencia trabajando en campos de algodón y granjas, donde se empapó de la influencia de los cantos heredados de los esclavos negros. Poco a poco fue desarrollando un estilo de fingerpicking muy sincopado que llamó la atención de Willie Narmour, con quien debuta en 1923.

El contacto le sirve para grabar con Okeh Records en Memphis y Nueva York, pero el sello quiebra y Hurt se ve obligado a regresar a casa para retomar su trabajo de bracero, actuando sólo en fiestas locales. Así pasó las siguientes tres décadas, hasta que un crítico musical llamado Tom Hoskins descubre sus grabaciones por casualidad y decide remover cielo y tierra para encontrarle. En 1963 consigue localizar su dirección, viaja a Avalon, llama a su puerta, y cuando un septuagenario Hurt le abre, sólo exclama: “John, llevamos años buscándote”. “Se equivocan de hombre”, contesta el bluesman, sospechando que sus pálidos visitantes no traen buenas intenciones.

Aclarado el motivo de su visita, Hoskins le convence para viajar a Washington, donde lo presenta como uno de los padres del blues ante los organizadores del Newport Festival, que lo fichan ipso facto para la edición de ese mismo año. Hurt da un concierto soberbio que deja de piedra a los asistentes, y del que se hace eco la Biblioteca del Congreso, que decide realizar una grabación de sus temas en 1964, para contar con su arte en sus archivos.

Desgraciadamente Hurt fallece en 1966, pero en este corto período de tiempo graba tres discos con Vanguard Records, y ofrece multitud de actuaciones que quedaron para siempre en la memoria de los afortunados que supieron estar en el lugar adecuado en el momento adecuado…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*