BOB WAYNE: “Nunca me han señalado como una especie de tradicionalista”

por

Si hay sangre, cristales rotos y cerveza hay Bob Wayne. ¡También habrá hostias si la cosa se pone peliaguda! Hace un año, este músico pisó España para presentar “Outlaw Carnie”, su primer disco oficial tras haber estado distribuyendo maquetas de manera casera. Wayne regresa en abril a este “estimado” país para volver a pegar algún que otro tiro.

Con ojos de Clint Eastwood, te digo: “forastero, esta ciudad no es lo suficientemente grande para los dos”. Ahora vuelves a España, pero ¿cómo fue la anterior gira española? Y no me digas lo que dicen los artistas internacionales que vienen a España, que siempre hablan del vino y las mujeres.
¡Pues la verdad es que vuestras chicas son feas y la bebida no tiene nada de fuerza! (Risas) Es broma, hombre. Pero en serio, tenéis algunas chicas muy guapas. ¡Ah! ¡Y el agua estaba muy bien! Honestamente, la gira fue cojonuda. Nos lo pasamos de puta madre tocando todas las noches.

De hecho, esa fue tu primera visita a España, pero no a Europa, porque si no me equivoco ya habías tocado en Alemania y Bélgica a lo largo del 2008.
Así es. He estado en Europa unas… seis veces.

¿Pueden las historias de tus canciones llegar a un público más cercano sea americano o europeo?
Creo que una buena historia es una buena historia. Y la buena música puede tocar a todas las personas independientemente de su nacionalidad.

También este es tu primer álbum “oficial”. Antes, vendías los discos de fabricación casera en el maletero de tu coche después de los conciertos. ¿Las canciones de “Outlaw Carnie” recogen lo mejor de las viejas grabaciones?
Sí. He estado vendiendo y regalando CDs grabados en mi camioneta y limusina en los últimos cinco años. Finalmente nos encontramos con un buen sello que confió y decidió hacer realidad el sueño tan profesional que nosotros queríamos.

Eres americano, pero “Outlaw Carnie” se ha editado con el sello alemán Century Media Records, especializado en metal. ¿Cómo se acaba de grabar un álbum de música country en un sello discográfico especializado en rock duro?
Me encanta el metal y hard rock. La gente de ese sello ha sido amiga mía desde hace mucho tiempo, por lo que sólo tenía sentido ir con ellos, ya que era más como un sentimiento de familia. Una sensación muy orgánica y nada forzada.

Por otra parte, se hace un guiño a Pantera. Encontré vínculos entre tu canción ‘Drive by demons’ y la canción de Pantera ‘By demons be driven’.
¡Coño! Lo has pillado, tío. Me encanta Pantera.

A pesar de que tu sonido está influenciado por la música de raíces. Además de la relación con Hank III, la cual ha sido esencial en el endurecimiento de tu música.
¡Sí! Estando de gira con Hank, siendo su técnico de guitarras durante un par de años, aprendí mucho sobre este tipo de música. Me refiero, yo había escrito un montón de canciones antes de conocerlo, pero no sabía nada de los banjos o violines o contrabajos. Y también aprendí mucho acerca de girar con ese estilo. Él tiene una ética de trabajo increíble y toca durante horas todas las noches.

Me he dado cuenta en el número de grupos que han endurecido su sonido, como Chip Hanna & The Berlin Three, Hank III, Eddie Spaghetti, Shooter Jennings, Alvin David o Santería. Obviamente, te meto en el saco. ¿Todavía te encuentras con algún “talibán” al que no les guste escuchar esta música porque “profana” el sonido clásico? Dylan style, ya sabes.
En realidad no. Nunca me han señalado como una especie de tradicionalista. Quiero decir que si alguno escucha mi primer disco hay canciones locas con tambores tribales como ‘My only friend’. Una vez acabo de escribir canciones pongo los banjos y violines. Me encanta el sonido y no me importa lo que puedan decir o pensar los críticos. De hecho, me siento orgulloso de tener un poco de mi propio sonido.

Pero yo sé que el “veneno” del country te entró en la sangre tras un concierto de Johnny Cash al que fuiste con tu madre cuando eras pequeño. ¿Cómo influenció la figura de Johnny Cash en ti?
Todo ello. Johhny Cash es… Incluso a los once años yo sabía que estaba presenciando algo muy especial. Era como si aquello fuese la iglesia para mí. Ya sabes, una experiencia espiritual.

“Siempre he tenido una sensación de fatalidad inminente que se cierne sobre mí”

Hago hincapié en ‘Blood to dust’. Una canción muy simple que habla de tu padre, las drogas y tu juventud. Un tiempo muy autodestructivo vivido en la juventud, incluso teniendo problemas con la policía. Creo que esta canción merece ser interpretada si el público se siente identificada con él. ¿Has tenido la idea de tocar en algún momento en la cárcel? Volviendo al recuerdo de Johnny Cash…

He tocado en unas pocas prisiones de Bélgica y realmente tuvimos una buena experiencia. Excepto cuando llegamos por primera vez a la cárcel, antes de tocar la primera canción algunos marroquíes nos gritaban. Rompí una taza de café y dije: “Vamos, hijos de puta. Yo no estoy numerado (fichado) y juro por Dios que probablemente bajaré a cortar alguna que otra garganta”. El lugar entero se tranquilizó y el director de la prisión me miró asustado, como si estuviera loco. Mi banda no se lo esperaba. Tiré la pieza del vaso en la mesa y comenzó el show. ¡Toda la prisión estaba animada! Fuck yeah! (Risas)

Las letras de las canciones (algunas de ellas totalmente biográficas) hablan de fiesta, beber, divertirse… pero con un fondo moral que significa algo así como “disfruta, que la vida son dos días”. ¿En qué momento viste que tu vida se volvía tan frágil como para quebrarse?
Bueno, yo siempre he tenido una sensación de fatalidad inminente que se cierne sobre mí y es cuando pienso que no hay tiempo suficiente. Así que realmente es necesario vivir la vida rápido y al máximo y tratar de divertirse tanto como sea posible. Esta forma de pensar me llevó a una fuerte adicción a la heroína en una edad joven. Añádele un alcoholismo bestial. Todo aquello no era bueno. Después te encuentras con vida en la que te lo tienes que hacer todo en las calles, sin ninguna banda, ni guitarra… ¡y con la vida amenazada por órdenes de arresto en tu contra! Bueno, yo tenía que hacer una elección entre las drogas y la música… y elegí la música. Aunque todavía me gusta la fiesta y pasar un buen rato.

Tu banda suena a clásico (banjo, violín, dobro, contrabajo) a pesar del sonido duro del que hablábamos antes. Todos los miembros de la banda son importantes, pero creo que Liz Sloan es una pieza clave. ¿Ha sido la búsqueda de tus músicos una selección crucial a lo largo del camino?
Sí, giro todo el año, así que es difícil encontrar personas que no tengan esposa e hijos y que estén listos para la música, la fiesta y el juego permanente durante todos los días. Por suerte he encontrado y tocado con un montón de músicos. De hecho, algunos buenos amigos son los más malditos en el camino.

¿Las canciones nacen también de la experiencia del camino?
Si tengo experiencias, allá donde sea, siempre tengo algo que escribir para luego contarlo.

¿Crees que las canciones de amor son tan jodidamente diabéticas como para hacer que al final termines vomitando arco-iris?
(Carcajada) Por alguna razón, ¡esa es la sensación exacta que tengo cuando trato de escribir una canción de amor! Pero cuando escucho a Johnny Cash o a Hank III cantar ese tipo de canciones es distinto. Ellos son muy buenos. Pero una cosa te digo; algunas canciones que he escuchado en vivo eran firmes candidatas para picarte las muelas de lo azucaradas que eran (risas).

Sin embargo ‘Work of the Devil’ podría ser una canción de amor. Trágico, pero canción de amor, después de todo.
Eso es lo más cercano que tengo a una canción de amor: “the one where I killed them both”.

Wayne Hancock canta contigo ‘Everything’s legal in Alabama’. La canción dice que todo es legal, hasta que te pillan. Mira, yo creo que sin leyes (leyes tontas o no) la policía no existiría en ciertas canciones. Son un mal necesario, como algunas mujeres.
¡Joder, tío! ¡¿Cómo demonios voy a tener una buena persecución de coches sin policía?!

Bueno, forastero. Este es el final del duelo, pero ninguno ha mordido el polvo. ¿Nos veremos de nuevo en este lugar con un nuevo disco en el cargador de municiones?
¡Prepárate! ¡Nos veremos en Abril!

18 de abril. GAJANO, CANTABRIA. LA CAMBOLITA

19 de abril. LEÓN, ESPACIO VÍAS

20 de abril. VITORIA-GASTEIZ, HELLDORADO

21 de abril. BILBAO, AZKENA

22 de abril. MONZÓN, SERJOS ZONA ROCK

23 de abril. VALLADOLID, PORTA CAELI

24 de abril. SALAMANCA, CAMELOT

25 de abril. GIJÓN, ACAPULCO

26 de abril. A CORUÑA, MARDI GRAS

27 de abril. MADRID, GRUTA 77

28 de abril. VALENCIA, DURANGO

29 de abril. BARCELONA, ROCKSOUND

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*