Grooveshark empieza a cobrar a sus usuarios tras clausurar su sede alemana

por

El servicio de música en ‘streaming’  ha comunicado a parte de sus usuarios que el servicio dejará de ser gratuito y requerirá una cuota mensual. En Alemania, la sociedad que gestiona los derechos de autor ha conseguido cerrar el portal.

Por el momento se desconoce la totalidad de países a los que afecta la medida pero sí se sabe que Grooveshark está solicitando una cuota de 4 dólares al mes (3,03 euros). La compañía ha enviado un mensaje a parte de sus usuarios del servicio gratuito -se desconocen los países afectados- en el que informa de la desaparición de la modalidad que no exigía pago, y asegura que con su apoyo económico podrán mantener en activo el servicio.

Los responsables de Grooveshark han prometido que las “millones de canciones, listas de reproducción, favoritos y los artistas” seguirán disponibles gracias a esta contribución. Por el momento no se ha confirmado en qué países se ha tomado esta medida, aunque parece que en Finlandia, Irlanda y Rusia son algunos de los primeros. Tampoco se ha confirmado que si los usuarios que tenían cuentas de pago anteriormente verán alterada su tarifa mensual.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*