ELASTIC BAND: “Hemos superado la moda del vintage con los equipos de grabación”

por

PRESENTAN “M oo D” EN LA SALA EL SOL DE MADRID ESTE SÁBADO 4 DE FEBRERO (22:00, 10 euros)

Tres años han pasado desde la publicación de “Boogie Beach Days”, un tiempo más que de sobra para que sus intenciones hayan virado hacia nuevos paisajes sonoros, para algunos menos orgánicos, para otros mucho más ricos en matices. Mejor o no que su predecesor, el caso es que “M oo D” es otro disco que no deja indiferente a nadie. Grandes noticias para Pablo Román y María Sánchez, núcleo duro de la banda granadina, a los que lanzamos cuatro preguntitas en una pequeña cita en el Espacio UFI de Madrid, tan hospitalario como siempre.

Cosa curiosa que me ha ocurrido al entrar aquí en la UFI: busco el CD de “M oo D” y me lo encuentro en la sección de discos extranjeros. El que os colocó ahí os dio por guiris, me lo ha reconocido.

(María) ¿Ah sí? Mola… Ja, ja.

Y mucha gente dice eso, que podríais ser casi de cualquier sitio anglosajón. ¿Eso es bueno? ¿O mola que se pueda adivinar de dónde procede una banda?

(Pablo) Para mí la música tiene que ser universal. Puedes tener influencias que sean de tu lugar de origen, pero no tienen por qué marcar lo que haces. Optar por lo contrario no lo vemos como algo negativo, sino más bien positivo.

En este disco parece que intervienen muchos más elementos, ¿es más complicado de trasladar al directo?

(María) Al principio dijimos “¡Uf!, ¿Cómo vamos a hacer esto”?

(Pablo) Fue como con el primer disco, parecía muy complicado llevarlo al directo, pero todo ha sido mucho ensayar y ensayar.

(María) Y con la guitarra de dos mástiles que lleva Pablo todo es más fácil.

(Pablo) Y usamos samplers. Hay gente que no le gusta, pero ¿por qué no vamos a sonar encima de una música de los años 30? Eso mola… Y lo hacemos con improvisación. Si sabes algo de música ves que no es que seamos John Coltrane, pero hay cierta dificultad en lo que hacemos.

Os gustan mucho todos los elementos que tienen que ver con los equipos de grabación, pero habéis comentado alguna vez que el vintage es para pijos, que es un timo.

(Pablo) Precios desorbitados… Yo lo he sufrido, pero ya está superado. Pujar en eBay para recibir equipos que luego estaban rotos…

(María) Tan vintage tan vintage que estaba roto, ja, ja.

(Pablo) Y luego ponerte a aprender a soldar cables, arreglar clavijeros oxidados. Nos estaban tomando el pelo. Al final, un micro de 80 euros, frente a un Neumann de 4.000, básicamente te hace lo mismo. En serio, en una cata a ciegas no me daría cuenta de cuál es cuál. Hombre, hay cosas que están bien, estamos exagerando un poco… pero cosas que sean más antiguas que los ’80 no suelen ser buenas. Igual que comprarte un disco muy antiguo, tienes bastantes probabilidades de que te suene mal.

¿Cómo va el tema del conflicto de salas y ayuntamiento en Granada?

(María) Pablo estuvo en la rueda de prensa de la campaña de protesta de los músicos de la ciudad.

(Pablo) Y estuvimos tocando en la fiesta correspondiente. El ayuntamiento es de derechas y pone todas las dificultades que puede a la música. Empezó como un ataque a los garitos que ponían música en directo y acabaron yendo a por todo el mundo. La cosa no ha mejorado mucho porque hay ciertos intereses.

(María) Un candidato del PSOE fue a pinchar a El Peatón, un pub, y al día siguiente estaba ahí el PP cerrándolo.

(Pablo) En Granada hay una tradición musical… Hay cientos de bandas de todos los géneros, va mucho más allá de los típicos Planetas, Lori Meyers o Lagartija Nick, y no tienen posibilidad de actuar porque sólo hay una sala, Planta Baja. Sólo quieren que salgamos a beber copas.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*