Crítica – CRÁNEO “Un plástico más”

por

Género: Rock

Sello: The Fish Factory

PUNTUACIÓN: 7

Cráneo ganaron el “Villa de Madrid” en 1983, y sin embargo, no obtuvieron la recompensa esperada, grabar el ansiado elepé que les relanzaría su carrera musical. A diferencia de otros artistas y bandas reconocidas como Obús, Sangre Azul, La Frontera o Mercedes Ferrer, que si consiguieron su objetivo tras llevarse el primer premio en el certamen por antonomasia de la capital, Manolo Maestre y compañía tuvieron que conformarse con labores gregarias a la sombra de algún solista conocido, para sobrevivir en un mundo tan cruel y despiadado, tal era el nivel de exigencia y selección natural que había en el rock de los ochenta.

Ahora, “The Fish Factory”, la compañía que capitanea nuestro entrañable amigo José Antonio Fernández , ex batería de Marshall Monroe, otra formación de las catacumbas que tampoco tuvo demasiada suerte ni repercusión cara al público mayoritario, aunque si el aprecio de sus colegas de oficio, rescata del olvido a esta banda que se ha venido batiendo el cobre los últimos años por diversos locales con desigual suerte. Para los que gusten de la genealogía del rock’n’roll añadiremos que del seno de CRANEO salieron los inefables Nacho Blanco (batería) y Carlos Guardado (bajo), rumbo a la base rítmica de los Burning. Carlitos permanece junto a Kacho Kasal (ex Topo) y mueven sus caderas al son de dulces acordes.

Manolo Maestre, amén de ser el nexo de unión para la formación que hoy nos ocupa, se buscó la vida y puso su talento al servicio de nobles causas como los Stafas (junto a Michel Molinera, ex timonel de Los Canallas). Otros ilustres personajes pasaron por Cráneo hasta llegar a la formación actual. Juanjo Melero, ex Sangre Azul, grabó un Maxi-Single con ellos en 1985, producido por Carlos de Castro (Barón Rojo) cuyas canciones: “Niño desarraigado” y “Marcado por el rock’n’roll” se recuperan aquí, justo a las emblemáticas “Sin poder ver el sol”, “Estela azul” y la que da título al álbum, “Un plástico más” que pertenecen a 1983 y salieron editadas con anterioridad, en el disco, patrocinado por el Ayuntamiento de Madrid, que recogía lo más granado del “Villa de Madrid” de ese año.

Si te gusta el rock urbano y el rocanrol callejero, si te gustan las guitarras afiladas y las voces gatunas, pura lija y seda, este álbum te llevará en volandas y te traerá muy buenos recuerdos. Si disfrutaste como un enano con los Barones, Obús, Panzer, Banzai, Santa,o Ñu y no diste tu brazo a torcer, jaleando a Tritón, Goliath, Esturión y otros insignes combos que se quedaron en el camino, alza tu puño al cielo, y agita la cabeza con orgullo. “For those about to rock, we salute you”, como dirían los mismísimos AC/DC.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*