Excavación del Día: «Life’s a Gas», de T. REX

por

Un 11 de enero como hoy, hace ocho años, moría el gran Mickey Finn, uno de los músicos más olvidados por la historia «glamourosa» del rock. Fue contratado como percusionista (nunca guitarrista, como hemos leído en alguna efeméride por ahí) por Marc Bolan para tocar los bongos en T. Rex, y aunque siempre se ha dicho que le fichó por su aspecto cool -sus sombreros marcaron época a principios de los 70- y su molona afición por las motos, queda fuera de toda duda que tenía un toque particular que imprimió un sutil trasfondo tribal a canciones como la inmensa «Life’s a Gas», una de nuestras canciones favoritas de todos los tiempos, cuya letra está sólo al alcance de genios. Finn dejó T. Rex en 1975, cuando el grupos se iba electrificando cada vez más, para tocar con The Blow Monkeys y The Soup Dragons, entre otras bandas. Como anécdota: en el mundo anglosajón, un «Mickey Finn» es un vocablo usado para describir una bebida mezclada con alguna droga, que se le da a alguien para dejarle grogui sin que se entere.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.