Los 10 MEJORES DISCOS INTERNACIONALES DE 2011

por

Ha costado horrores, pero ya hemos terminado la criba para sacar 10 de entre la lista de 60 mejores discos del año (mañana daremos la de los 10 nacionales). Los que habéis participado en el concurso ya podéis empezar a comprobar aquí si tenéis vuestro CD de regalo. Os iremos escribiendo a los ganadores, uno a uno.

1. FLEET FOXES “Helplessness Blues”

Se veía venir lo que nos ocurriría a todos después de aquel impresionante debut: esperar demasiado de su sucesor, terminar recibiéndolo con ganas de morder, escuchándolo de reojo. Incluso vimos método en su forma de hacer las cosas al escuchar este dignísimo segundo trabajo, pero y qué grande no lo tiene. Siguen siendo asombrosos. Un paraíso. Ese espíritu cercano a Neil Young, a los Beach Boys y a los Byrds, todo a la vez, puede con nosotros.

2. PJ HARVEY “Let England Shake” Un manifiesto extraordinario. Tan imaginativo que desvela nuevas facetas de la expresión musical pop. Sobrecogedor en su manera de capturar el zeitgeist.

3. THEE OH SEES “Carrion Crawler/The Dream” Este disco es la mejor puñalada de garaje que te puedes asestar hoy en día. Ahora que los Black Lips se han puesto más poppies, esta banda, la más musculosa y loca del género, consigue con estas canciones lo imposible: un repertorio que hubiera sido el mejor en las cloacas de los 60. Y qué portada, oigan…

4. WHITE DENIM “Last day of summer” Polifónico, jazzístico en su sentido del ritmo, con juegos vocales maravillosos, y unas acrobacias con las estructuras que son absolutamente geniales, siempre dotadas de muchísimo gancho (nota: es la edición oficial en CD de unas canciones regaladas en su web en 2010). 

5. KURT VILE “Smoke Ring For My Halo” Uno de los mejores discos que se hayan hecho para escuchar con cascos. Con un primer tema como “Baby’s Arms”, que induce un inmediato cambio de estado anímico, una especie de hipnosis (mucho ojito con ella si andas bajo de moral), sólo podemos encogernos como un animalillo herido y escuchar el resto de esta joya del siglo XXI.

6. TOM WAITS “Bad as me” No innova, pero no falla. Y eso en él ya es una garantía de altísima calidad. Su capacidad de apabullar y engatusar sigue siendo una cosa rara cuya ausencia notaríamos, y mucho.

7. GILLIAN WELCH “The Harrow and the Harvest” Ah, el viejo americana de raíces. Apalaches, bluegrass, atardeceres de cobre y whiskey… el sentir rural de Welch y su socio David Rawlings alcanza en este trabajo cotas inéditas de intensidad emocional. Lo más reconfortante del año, sin duda.

8. WILD BEASTS “Smother” Nada malo se puede decir ante semejante elegancia y concepto artístico. Esto sí eleva el pop a nuevas cotas. Y cuidado con engañarse ante los artificios de producción: el directo que tienen es de lo más poderoso que hemos visto este año.

9. MIKAL CRONIN “Mikal Cronin” Oasis + Arctic Monkeys, con unas gotitas ácidas de Ty Segall, con quien ha estado tocando estos años. Pero lo suyo ha  sido como lo del pequeño saltamontes.

10. GANGLIANS “Still Living” Melodías vocales y gancho pop con espiritu de los mágicos ’60 y sonido de los siniestros ’10. Siempre dan una vuelta de tuerca más cuando crees que les ves venir. Otro álbum con portadón, por cierto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*