Crítica – WEATHER REPORT «Live in Cologne 1983»

por

Género: Jazz

Sello: Indigo Records

PUNTUACIÓN: 7,8

El legado de Weather Report sigue ampliándose. Cuatro años después de la desaparición de Joe Zawinul, ideólogo de la banda, este doble disco recorre materiales grabados en directo en la ciudad alemana del título durante la gira que el grupo realizó en 1983. A los créditos asoman, cómo no, Wayne Shorter y los percusionistas Jose Rossy y Omar Hakim, y también el bajista Victor Bailey. Y, elevándose por encima de todos, el eterno Zawinul entre cuyos más seductores encantos, numerosos y variados, destacaba la lozana atemporalidad que transmitían sus composiciones, un atractivo preparado sonoro de pop galáctico, folclore reinventado y jazz.

 “Live in Cologne 1983” completa la trilogía que, con el fin de celebrar el 40 aniversario de la creación del grupo, los herederos de Zawinul han concebido este año con las publicaciones de “Live in Berlin 1975” y “Live in Offenbach 1978”. Como en ambos casos, las composiciones ahora se fijan desigualmente a la música, aunque, cuando lo hacen –y es el caso de “Where the moon goes” o “Plaza Real”- el resultado es un lenguaje que se expresa al mismo tiempo que la propia vida. Un jazz fácil de amar, sencillamente amical. Y, al lado de las relecturas de “D Flat waltz”, “Procession” o “The peasant”, un clásico de Wayne Shorter, “Elegant people”, incrustado en un denso medley, y una larga y atronadora recreación de “Fast city”. Y todo con gran sabiduría y exquisito sentido de la mesura por parte de los músicos.

Mención especial para el set de percusiones del debutante Jose Rossy, y por supuesto también para el bajista Victor Bailey que cubrió muy bien la baja de Jaco Pastorius hasta el final de la banda. La energía torrencial del funky queda salvaguardada en las intervenciones de este soberbio instrumentista, cuyo dúctil y amplio registro no es igual de efectivo –lástima- en prácticamente ninguno de sus discos en solitario.

La afición recuerda a Joe Zawinul por haberle descubierto al mundo a bajistas como Jaco Pastorius y Richard Bona. Sin embargo, a lo largo de su trayectoria, este músico no dejó de realizar empresas enormes. La más evidente, alimentar de argumentos a una banda que, como Weather Report, transformó decididamente el jazz contemporáneo. Esta es otra de las obras póstumas y glorioso remate para la densa, e intensa, existencia que disfrutó Zawinul. Setenta y cinco fueron los años que vivió y casi todos como apasionante protagonista de una novela repleta de hallazgos. Un maestro de la vida en crudo, una figura insustituible en el retrato colorista del jazz como fenómeno de masas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.