AMY WINEHOUSE tenía una tasa de alcohol cinco veces superior al límite para conducir

por

En un comunicado, la familia ha lamentado que Amy sucumbiera de nuevo al alcohol tras un período largo de abstinencia (no había bebido alcohol en julio hasta el día antes de morir).

La cantante tenía 416 mg de alcohol por 100 ml de sangre (el límite legal para conducir es de 80 mg), según los resultados de la investigación sobre su muerte que han filtrado los medios británicos. Un guardia de seguridad vio a Winehouse a las 10 de la mañana del día de su muerte en su casa de Camden, en el norte de Londres, y pensó que estaba dormida. De nuevo comprobó cómo estaba a las 3 de la tarde y llamó a los servicios de emergencia. La investigación indica que su muerte fue un «accidente».

El comunicado de la familia expresa que sienten «cierto alivio» por saber qué es lo que pasó el día de su muerte. «Entendemos que había alcohol en su organismo cuando murió, es como una acumulación de alcohol en su organismo a lo largo de días», afirma la familia. «El juzgado escuchó que Amy estaba luchando duro para superar sus problemas con el alcohol y es una fuente de gran dolor para nosotros que no pudiese vencerla a tiempo». «Amy empezó a beber de nuevo esa semana después de un período de abstinencia», concluye el comunicado.

1 Comment

  1. Pobre Amy. Una lastima que por un tropiezo después de tantos días de no haber tomado una gota de Alcohol, haya caído y no despertó nunca. : ( Te Amamos Amy y lamentamos muchísimo tu partida tan repentina. Contigo se fue tu gran voz y aunque físicamente no te tengamos, seguirás sonando en nuestros radios personales y tu música seguirá alimentando nuestros oídos y nuestra alma. Besos hasta el cielo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.