25 años sin CLIFF BURTON

por

La escena es bien conocida: James Hetfield, en mitad de una carretera sueca, corre en calcetines buscando a “unos negros” para abrirles la cabeza a mordiscos. ¿Por qué? El conductor del autobús de la gira de Metallica afirma que el accidente que acaban de sufrir se debe a la irrupción de un grupo de gente de raza negra en medio de la vía.

Pero vayamos a un par de horas antes. Cliff Burton y Kirk Hammet se juegan a las cartas un asiento decente en el “bule” para poder dormir a gusto. Burton gana la mano y elige la parte de atrás para poder estirarse. Poco después, el chófer se duerme, el vehículo vuelca y el bajista sale volando por la ventana y queda atrapado bajo los hierros. Ante la ira de Hetfield, el irresponsable conductor se inventa la excusa de los negros, y el cantante sale corriendo a buscarlos. Cuando se da cuenta de que le han tomado el pelo, de que la versión es completamente estúpida, regresa al autobús dispuesto a matar a golpes al conductor. Entre todos consiguen frenarle. A unos metros yace el cadáver de Cliff Burton, su compañero y amigo.

Hoy se cumplen 25 años de la muerte de este genial músico, el segundo bajista de Metallica (al primero, Ron McGovney, le echaron de mala manera en cuanto vieron tocar a Burton en un garito), y, por lo que cuentan las crónicas, increíble persona. Nuestra Excavación del Día es un homenaje al mejor bajista de la historia del thrash metal y a su memoria, todavía muy presente en la banda de San Francisco, como podéis ver en el vídeo de más abajo (en inglés).

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*