Entrevista con ALICE COOPER: “Frank Zappa era como un hermano mayor para mí”

por

Tuvimos una larga y animada charla telefónica con el gran Alice Cooper, que nos visita para presentar una nueva versión de su “Theatre of Death”, un fastuoso espectáculo que recorrerá medio mundo (y que acaba de ser editado en CD+DVD) antes de que se ultimen los detalles del lanzamiento, en 2011, de la segunda parte de “Welcome to my nightmare”, un disco que tuvo su primer volumen en 1975, cuando el cantante regresó a los escenarios después de disolver la Alice Cooper Band. Desde entonces su versatilidad artística y su influencia han trascendido las fronteras del rock, pero esa sigue siendo su única religión. O no…

– Hola Alice, ¿cómo estás?

– Me encuentro genial, gracias.

– Este verano recorriste casi toda Europa, y ya estás de vuelta. ¿Es fácil para ti mantener la energía a través de los años?

– ¡Ja ja! Sí, mientras mantenga la salud fuerte seguiré haciendo esto. No fumo tabaco, no bebo alcohol, y creo que estoy bastante en forma para tener 63 años. Cuando subo al escenario me siento fuerte.

¿Cómo será esta nueva gira?

Presentamos el espectáculo “Theatre of Death”, que se compone de 28 canciones con sus 28 interpretaciones actorales. Es un show muy visual, en el que suenan los mejores hits de mi carrera.

¿Eres un jefe exigente con tu plantilla de actores?

Bueno, sólo espero de ellos que estén tan preparados para la acción como lo estoy yo. Generalmente no tengo que decirles nada, sólo les animo cada noche diciéndoles que estoy seguro de que harán su mejor actuación. Todos somos grandes profesionales, los actores y los músicos. Cuando subimos al escenario damos todo lo que tenemos dentro.

El CD+DVD de “Theatre of Death” es tu 25º disco. ¿Estás satisfecho con todas las etapas de tu carrera?

Sí, todos tenemos diferentes etapas. Creo que mi carrera es bastante inusual, porque muy pocos los que se mantienen en la carretera durante 45 años, y grabando treinta discos. Los Rolling Stones, Aerosmith, Rod Stewart, Elton John, todos venimos de comienzos de los sesenta, y todos seguimos en activo. Nuestra música, por algún motivo es muy longeva.

Ahora estás trabajando en tu siguiente disco de estudio, “Welcome 2 my nightmare”.

Sí, es la segunda parte, como sabes. Me pareció una idea genial porque las pesadillas a veces son recurrentes… Esta una pesadilla completamente nueva, pero en ella suenan pequeños fragmentos de la música del primer volumen, porque los dos discos deben estar conectados.

¿Has buscado un sonido setentero para esta secuela?

He trabajado con el productor Bob Ezrin, y hemos escrito una serie de canciones con un estilo muy definido, muy orientado al rock’n’roll pero con una letras realmente bizarras, que cuentan historias muy fuera de lo común. En una pesadilla puede ocurrir cualquier cosa, y esa sensación de incertidumbre que se acaba convirtiendo en pánico, es lo que hemos buscado.

Suena interesantísimo… parece que estás muy inspirado.

Pues tengo que reconocer que sí, que tengo muchas ideas espeluznantes para desarrollar, ¡ja, ja!

Se suele decir que si no hubieras existido, no habrían surgido artistas como Marilyn Manson, KISS o New York Dolls. Pero, ¿qué artistas fueron imprescindibles para el nacimiento de Alice Cooper? ¿Screaming Lord Sutch, Arthur Brown?

Cuando empezaba, musicalmente me sentí influenciado por los Yardbirds y The Who, pero también por el musical “West side story” y las películas de terror. Si juntas todos esos elementos, tendrás como resultado a Alice Cooper. Me fascinan bandas sonoras como la de “Psicosis”. Muchas de las composiciones de Bernard Herrmann son realmente bizarras. En cuanto a Screaming Lord Sutch, nunca lo había escuchado antes de empezar mi carrera. La primera vez que fui a Inglaterra todo el mundo me hablaba de él, pero yo siempre contestaba lo mismo: “¿Quién es ese tipo tan famoso?” En Estados Unidos nadie lo conocía. A Arthur Brown sí, por supuesto.

“Iggy Pop y yo aparecimos en la escena de Detroit con el mismo propósito: noquear a la audiencia”

Sacaste tu primer disco con el sello de Frank Zappa.

Sí, el fue mi primer productor.

¿Hasta qué punto ayudó a construir lo que sería Alice Cooper?

Que nuestros nombres estén relacionados es algo muy importante para mí. La gente no sabía cómo aceptar a Alice Cooper, porque era una propuesta tan diferente, tan inusual… Frank era el único tipo dispuesto a ayudarnos y a grabarnos, él sabía que éramos especiales. Trabajar con él fue algo muy especial en mi vida. Yo le consideraba algo así como mi hermano mayor. Lo admiraba todo en él: su talento, su capacidad de sacrificio, su sentido del humor. Aprendí muchísimo de él, en todos los sentidos.

¿Conoce a su hijo, Dweezil?

Sí, desde que tenía un añito. Es un gran tipo.

¿Sigues manteniendo tu amistad con Iggy Pop?

Oh sí, somos amigos desde muy jóvenes, crecimos juntos en Detroit. Le admiro desde el principio de los Stooges. Nos entendimos muy bien porque ambos teníamos el mismo propósito: noquear a la audiencia. El de un modo más punk, yo a mi modo, pero era eso. Cuando vi sus primeros conciertos me di cuenta enseguida de que era algo nuevo, inusual, muy loco, pero genial. Se veía que todo lo que hacían era muy natural en ellos.

Él me dijo en una entrevista que tú cambiaste la escena musical de Detroit por completo (algún día la publicaremos y podréis ver por qué… no tiene desperdicio).

Bueno, quizá porque el protopunk de MC5 y Stooges dominaba la escena. Yo tenía algunos elementos del punk, pero lo mío iba mucho más hacia el hard-rock. Lo que nosotros trajimos a la escena fue un aspecto más visual, más teatral, más de espectáculo, y eso empezó pronto a calar en otras bandas. Entonces surgió el glam-rock.

¿Cómo eras en tus días de adolescente? Eras un acérrimo fan de los Yardbirds, como has comentado…

Cuando iba al colegio era muy deportista, era corredor y mi especialidad eran los 300 metros. Haciendo deporte conocí a mi primer batería y a mi primer bajista, todos corríamos. Luego, cuando entramos en la universidad, seguimos corriendo a nivel competitivo pero la banda empezó a ser nuestra prioridad. Aprendimos a tocar escuchando discos de la llamada “british invasion”, Beatles, Rolling Stones, y por supuesto los Yardbirds, que siempre han sido mi grupo favorito.

“Vi morir a Keith Moon, a Janis Joplin, a Jimi Hendrix, casi delante de mis narices… todavía me llevaría un tiempo aceptarlo, pero comprendí que si quería durar en este mundo, debía contener mis instintos”

Liza Minelli dijo una vez que le comentaste que toda tu vida estaba basada en el musical “Cabaret”. ¿Es cierto eso?

¡Ja ja! Creo que exageró un poco. Le dije que a lo largo de toda mi vida, mi espectáculo ha estado en cierta medida inspirado en “Cabaret”, por los maquillajes excéntricos y el innuendo sexual. La diferencia era que nosotros tocábamos hard-rock como Led Zeppelin. Queríamos hacer un cabaret rockero, salir siempre al escenario con ganas de ofrecer una experiencia muy potente al público.

Volviendo a Iggy, en los setenta erais una pareja demoledora como party-animals…

Sí, cierto ¡ja ja!. Eso ahora ya no puede ser, cuando llegas a cierta edad tienes que parar. Pero no creo que eso afecte a la música, que es lo que debería preocupar al fan. En otras palabras: aunque ya no me pegue las fiestas de antaño, cuando subo al escenario quiero volumen, quiero sonar fuerte, rápido. El estilo de vida tuvo que cambiar… ¡porque todos nuestros amigos murieron! Yo conocía a Keith Moon, a Janis Joplin, a Jimi Hendrix, y todos murieron delante de mis narices. Todavía me llevaría un tiempo aceptarlo, pero pronto entendí que si quería durar en este mundo, tenía que contener mis instintos.

¿Crees que tus fans saben quien es Vincent Fournier en realidad?

Bueno, no creo que necesiten saberlo. Lo que debe importarles es que Alice Cooper esté listo para la acción, y eso puedo asegurarte que sigue siendo así.

Muchos querrían ver una película sobre tu vida…

Eso sería genial, me encanta la idea. Mi papel podría hacerlo, no sé, alguien como Brad Pitt ¡ja ja! O si no, Angelina Jolie. No en serio, Johnny Depp lo haría muy bien.

¿Alguna vez se te pasó por la cabeza cambiar el estilo de Alice Cooper?

Es gracioso, porque nunca, nunca lo he dudado ni un segundo. Mira el ejemplo de KISS, dudaron, se quitaron el maquillaje, y luego se arrepintieron. A mí me gusta Alice Cooper tal y como es. Soy su mayor fan, y disfruto cada segundo que me meto en su piel, porque en realidad es totalmente opuesto a como soy en realidad. Alice Cooper no tiene nada de Vincent Fournier. Cualquier actor te dirá que los papeles que más disfruta, son aquellos en los que el personaje es alguien muy diferente a él o ella.

He leído que te gusta Lady Gaga. La verdad, no sé si me sorprende o no…

Bueno, no soy muy fan de su música, pero está claro que nunca deja indiferente a nadie, y eso siempre es bueno. Se le ve que está en esto para ganar, para ser la mejor. Lo que más me gusta de ella es que sea tan extrema, es la artista más extrema del panorama pop actual, ¡y es una gran cantante! Si hiciera rock’n’roll sería la leche, ¡ja ja!

Eres un devoto cristiano, pero ¿cómo te llevas con el fundamentalismo de EE.UU?

Hay algunos extremistas que no me tolerarían ni en un millón de años, porque no aceptan nada que no sea lo que ellos consideran correcto. Pero creo que el 80% de la comunidad cristiana estadounidense me respeta. Además, si te fijas bien, verás que mis shows son muy moralistas en el fondo, hay tipos malos, tipos buenos, la lucha entre el bien y el mal.

<–>

5 Comments

  1. No More Mr. Sick Guy!

    Yo estuve ahí, en el cancelado concierto en Chile, en 30 años de carrera; con el telón de alice en el escenario y sus muñecos y telarañas que habían atras, que no pudieron salir; me quedo con lo que podía haber sido un “show-teatro de terror” interesante.


    saludos.

    Responder |

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*