IMELDA MAY: «En estos tiempos tan duros viene bien un poco de vitalidad»

por
Pertenecer a la banda de Imelda May debe de ser uno de los mejores trabajos del mundo. No solo tienes delante a un torbellino en el escenario, representante de los salvajes años 50, sino que te lo pasas bomba en los ensayos. Al menos es la impresión que dan con las risas que se oyen mientras hablamos por teléfono con la irlandesa.

Enhorabuena por el nuevo disco, «Mayhem», es estupendo. Una vez publicado y escuchado con calma, ¿cual es tu impresión?

¡Gracias! ¡Qué bien! Esa es nuestra intención, que a la gente que lo escuche le guste. Me resulta muy difícil relajarme y simplemente escuchar y disfrutar de la música. Siempre se tiende a buscar fallitos, a pensar y si hubiera hecho esto en lugar de aquello… Pero cuando por fin consigo quitarme el sombrero de productora, he de reconocer que es un buen trabajo. Hemos trabajado duro y estoy contenta, muy contenta y orgullosa, por qué no decirlo.

Las canciones parecen ponerle a uno un torpedo en el cerebro. ¿Era la intención? ¿Animar el día de quién lo escucha?

Sí, de eso se trata. Bueno en el disco hay un poco de todo, como en la vida. Pero en general, en estos tiempos de recesión tan duros que vivimos viene bien un poco de energía y vitalidad. Las canciones son un reflejo de mi vida. En general soy feliz y eso se nota en las canciones. Pero también hay momentos tristes y más románticos en el disco. La vida es una montaña rusa.

Tardaste varios años en tener éxito. ¿Eso es algo que ayuda a valorar mejor este momento?

Sí, definitivamente. Mi banda y yo llevamos en esto veinte años y me alegro mucho de haber tardado en alcanzar el éxito porque así lo aprecio más. Hay bandas que tienen éxito muy rápido y eso es difícil de asumir. Además, luego tienes a todo el mundo pendiente de tu siguiente paso. Yo estoy encantada de haber podido jugar mis cartas sin que nadie mirara.

¿Cuál crees que es la razón de que el rockabilly se haya vuelto más popular últimamente?

Porque es una música increíble. Yo siempre digo que es el punk rock de aquella época. Era como dar un zapatazo en el suelo. En mi música hay muchas influencias, pero tenía claro que quería que el rockabily quedara en primer plano. Así que en un momento dado me deshice del piano y le dije a mi marido Darrel, que es un guitarrista de rockabilly fantástico, que entrara en la banda.

¿Cuál es tu anécdota o historia favorita de la historia del rock and roll?

Hay tantas… Ahora mismo no puedo recordar ninguna (Pide ayuda a la banda: ¿Chicos, os acordáis de alguna buena anécdota de  la historia del rock and roll? Se oyen voces y risas). Te puedo contar alguna anécdota nuesta, si quieres. De gira por EE.UU teníamos que salir de un bolo en N York y llegar al siguiente que era en Colorado. Así que estuvimos conduciendo 40  horas seguidas, sólo paramos como tres veces para ir al baño y punto. Claro, cuando llegamos estábamos agotados y sólo teníamos una hora para prepararnos para el show. Creíamos que nos íbamos a desmallar, ¡tuvieron que darnos oxígeno!

Te hemos visto en directo y son espectáculos de mucha intensidad, ¿como lo haces para mantener ese nivel?

Bueno yo soy una persona muy energética. No suelo estar quieta mucho rato y además soy feliz. Supongo que eso se nota. Me encanta lo que hago, así que no me supone ningún esfuerzo.

¿Tienes algún ritual antes de subir al escenario?

En realidad, no. Suelo estar pendiente del vestuario, el maquillaje, el peinado… Intento arreglarme lo más rápido posible. Y bueno, siempre me pinto las uñas antes de salir, a veces todavía están húmedas cuando empieza el show.

¿Qué tal tus experiencias de conciertos en España?

Genial. El público español me gusta mucho. Es apasionado como el público irlandés. De hecho, creo que somos muy parecidos irlandeses y españoles, ya sabes: la cultura de la comida abundante, la reuniones en familia, las fiestas… Lo de la comida yo lo sigo poniendo en práctica y se ríen de mí porque voy por ahí con una bolsa de comida a todas partes. Tengo muchas ganas de ir a España. La comida está buenísima! Soy vegetariana, pero aún así hay muchas cosas como la tortilla, que me encanta, los espárragos trigueros… Mmm!

1 Comment

  1. Soy Mexicano y por mi trabajo viajo mucho a los EEUU, el día que se presento en el Iridium de New York en homenaje a «Les Paul» , por motivos de trabajo, me quedé con las ganas de asistir a su concierto, de hecho yo no la conocía e iba a ir por Jeff Beck ya que soy fanático de su música. Tiempo después pude conseguir el DVD del concierto y al igual que todo el mundo quedé impresionado por su talento, de hecho tengo todo su material discográfico y estoy al pendiente de poder verla en vivo, pero en lo que falta de este año, no se va a presentar en América.
    Imelda May muchas felicidades por tu éxito, sigue adelante con él y recibe un fuerte y respetuoso abrazo para ti y toda tu banda saludos.

    José Emilio Álvarez Alcázar
    PAseo de la Reforma No. 1
    México D.F.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.